Política

El prior no se inmuta por la carta del Vaticano y sigue rechazando la exhumación de Franco

Santiago Cantera califica de "laxa y particular" la interpretación que se está haciendo de la misiva enviada por la Santa Sede al Gobierno / "Es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que apoya la exhumación", puntualiza la Conferencia Episcopal

logo
El prior no se inmuta por la carta del Vaticano y sigue rechazando la exhumación de Franco
Santiago Cantera, prior del monasterio del Valle de los Caídos, en una entrevista concedida en marzo de 2017.

Santiago Cantera, prior del monasterio del Valle de los Caídos, en una entrevista concedida en marzo de 2017. G. M. PIANTADOSI

Resumen:

El prior de la abadía del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, se mantiene «firme» en su decisión de prohibir al Gobierno el acceso a la basílica para ejecutar la exhumación de Franco ante la oposición de la familia y califica de «laxa y muy particular» la interpretación que se está difundiendo de la carta que el Vaticano envió al Gobierno la víspera de que acordara el traslado de los restos del dictador.

Así lo han señalado a El Independiente fuentes cercanas a la comunidad benedictina encargada del mantenimiento del culto en Cuelgamuros tras trascender la misiva que el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, envió a la vicepresidenta del Gobierno reiterando que el Vaticano «no se opone a la exhumación» de Franco.

«El prior sigue tranquilo y firme y considera que es una interpretación laxa y muy particular de la carta verdadera y del texto completo», dijeron las fuentes, que llamaron la atención sobre el «escándalo» que la lectura que se ha hecho de la misiva está causando «entre mucha gente católica hacia la Iglesia».

En declaraciones a Europa Press, Cantera ha dicho que «la comunidad benedictina respetará la decisión de la autoridad civil que en este caso no es el poder ejecutivo, sino la autoridad judicial, como recordó el Tribunal Supremo, ya que existe el derecho a recurrir y a solicitar la tutela judicial». Y ha añadido: «Estamos en un Estado de Derecho en el que un particular o una institución tienen derecho a verse amparados ante lo que legítimamente pueden considerar que vulnera sus derechos e incluso un derecho fundamental. Y en ese caso es el poder judicial quien decide y sentencia, cabiendo la posibilidad incluso de agotar toda la vía de recursos judiciales posibles. Esto es lo propio de un Estado de Derecho».

Es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que apoya la exhumación», precisa la Conferencia Episcopal

El tenor del mensaje enviado por escrito por el Vaticano al Gobierno de Pedro Sánchez es el mismo que Parolin ya le trasladó a Carmen Calvo durante la reunión mantenida en Roma el pasado 29 de octubre. El secretario de Estado trasladó verbalmente entonces a la vicepresidenta que la Iglesia «no se opone a la exhumación de Francisco Franco si así lo han decidido las autoridades competentes», sin pronunciarse en ningún momento sobre el lugar en que deberían ser inhumados los restos.

«Es distinto decir que la Iglesia no se opone a decir que apoya la exhumación», ha declarado a la Cope este jueves el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ante la interpretación que se ha hecho desde la carta. La Iglesia, ha insistido, no rechaza el traslado del cuerpo embalsamado del dictador a otra sepultura «si se cumple el ordenamiento jurídico».

En sus alegaciones durante la instrucción del expediente administrativo instruido por el Ministerio de Justicia, el prior denegó al Gobierno el acceso a la basílica a fin de trasladar el cuerpo momificado de Franco a otra sepultura invocando la «patente oposición» de la familia del dictador a la exhumación y la condición de “lugar sagrado” del templo, lo que exige -en aplicación del Canon 1213 del Código de Derecho Canónico– la preceptiva autorización eclesiástica para que se pueda abrir la losa de granito de tonelada y medio de peso que tapa la sepultura de Franco desde hace más de cuatro décadas.

Normativa y «autoridad civil»

Por contra, el Ejecutivo de Sánchez hace otra lectura y explica que la inviolabilidad del lugar de culto prevista en el acuerdo firmado con el Vaticano hace 40 años no puede interpretarse como si quedara “al margen” la autoridad civil. «El lugar de enterramiento de Francisco Franco Bahamonde se encuentra ubicado en un complejo monumental cuya administración corresponde al consejo de administración de Patrimonio Nacional, ejerciendo esta administración, por delegación, la Abadía Benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos en su condición de beneficiaria de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. Ello es perfectamente compatible con la condición de lugar de culto de la basílica”, razona el acuerdo, adelantado por este diario el pasado martes.

En un comunicado, la Fundación Nacional Francisco Franco dice que la «manipulación» de lo que se dice en la carta del Vaticano alcanza «límites insospechados», lo que les lleva a pensar que «el Gobierno contempla ya como imposible su seguramente frustrado propósito.

Coincidiendo con el posicionamiento de la Conferencia Episcopal, la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos -otra de las partes que rechaza el traslado de Franco- ha calificado de «torticera» la lectura de la misiva. «El texto de la carta del Vaticano al Gobierno, al que exigimos publique íntegro en toda su literalidad, hace especial hincapié en varios de sus párrafos, y esta asociación no puede estar más de acuerdo, que es ‘la autoridad competente’ quien debe decidir. Esta ‘autoridad competente’, recordemos no es otro que el Tribunal Supremo, quien ya advirtió hace pocas fechas que la exhumación no podrá ser ejecutada sin que previamente los recurrentes hayan podido recurrirlo y recabar la tutela judicial efectiva, incluida la cautelar, y esta sala se haya pronunciado», expone.

Petición de suspensión

Tanto la comunidad benedictina como otras partes que se oponen a la exhumación (la familia, la Fundación Nacional Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos) pedirán en los próximos días al Tribunal Supremo que suspenda cautelarmente la ejecución del traslado de los restos hasta que entre en el fondo, una vez que ya han recibido las notificaciones del acuerdo motivado alcanzado por el Consejo de Ministros en su sesión del pasado viernes.

El Ejecutivo ha dado dos semanas de plazo a los nietos del dictador para que acuerden entre ellos el emplazamiento en que desean sea enterrada la momia de su abuelo una vez que salga de la sepultura de la basílica del Valle de los Caídos, donde se encuentra desde el 23 de noviembre de 1975.