Apenas minutos después de Inés Arrimadas anunciara su desembarco en Madrid para intentar, junto a Albert Rivera, llevar a Ciudadanos a la presidencia del Gobierno tras las elecciones del 28 de abril, no han tardado en saltar las primeras reacciones por parte del resto de partidos, que no ven con buenos ojos la estrategia de la hasta ahora líder del partido en Cataluña.

A juicio de Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, «va a hacer ‘un Maroto'», en referencia al ex alcalde de Vitoria y ahora vicesecretario de organización del PP. En un acto con las juventudes del PNV, Esteban ha dicho que el paso de Arrimadas «ya lo hemos visto con Javier Maroto; mucho comprometerse con una ciudad o con Euskadi, o en el caso de Arrimadas con Cataluña, pero al final lo que les importa es Madrid».

Frente a eso, Esteban ha asegurado que «el PNV va y vuelve a Madrid, y vuelve además con logros que benefician a Euskadi» y ha añadido que «eso la ciudadanía vasca lo sabe».

«El asunto catalán es importante pero no es el único», ha recordado Elizo

Por su parte, desde Unidos Podemos consideran que esta decisión supone centrar la campaña en el asunto catalán, algo que «no interesa a la mayoría de la sociedad». Internamente, un partido toma las decisiones que considera oportunas, ha señalado, pero «nos preocupa que ésto sea un síntoma de que otra vez van a polarizar la campaña en asuntos que yo creo que a la mayoría de la sociedad no le interesa, como el catalán», ha afirmado este sábado la secretaria de Acción Institucional de Podemos, Gloria Elizo.

«El asunto catalán es importante pero no es el único», ha recordado Elizo, quien ha añadido que les preocupa «severamente» que designar a Arrimadas como «figura estatal» signifique ahondar en ese tema y abandonar los problemas que tienen que ver con lo que realmente preocupa a la gente, como la corrupción o los recortes sociales, «que están absolutamente opacados porque a algunos les interesa la crispación».

Por otra parte, ha considerado un «error» la petición de Vox en Andalucía de que se dé a conocer el nombre de los profesionales que atienden a las mujeres víctimas de violencia machista y ha lamentado que se quiera hacer campaña electoral a costa de un tema «tan grave» con el fin de ocultar otros asuntos.

Para Elizo, no debería sorprender el discurso de Vox, porque lo llevaban en su programa electoral, y este tipo de debates absurdos se usan para «ocupar espacio electoral» y ocultar a la gente verdaderos problemas como, por ejemplo, que la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía anule un pedido de aparatos para hacer mamografías.