Perdió las primarias para liderar Ciudadanos contra su fundador y actual presidente, Albert Rivera, y ahora su objetivo es la Comunidad de Madrid, donde quiere competir con Ignacio Aguado, a quien reprocha su papel durante estos años en la Asamblea de Madrid. Considera que con el actual portavoz el partido está perdiendo apoyo en la región y con él no habrá un Gobierno naranja en la Comunidad. Las agrupaciones, que conoce a la perfección por sus visitas durante los últimos meses, se sienten «desplazadas y silenciadas», y en ellas, «lo que me he encontrado es mucha recepción a Juan Carlos Bermejo».

Veinte son los precandidatos que competirán esta semana en primarias, pero su nombre es el único conocido junto con el de Aguado, uno por ser el candidato del aparato y Bermejo, por su campaña de promoción. Para darse a conocer protagonizó la campaña Better call Juan Carlos, basado en el abogado corrupto de la serie Breaking Bad, un personaje que asegura no conocía y que, justifica, utilizó su agencia para dar «notoriedad». «Yo soy el azote de la corrupción», asegura.

Pregunta.- Cerrado el proceso de inscripción de candidatos, 20 personas competirán en las primarias a la Comunidad de Madrid. ¿Por qué los afiliados tienen que elegirle a usted?

Respuesta.- Porque el proyecto de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid es de ganar las elecciones y lo que dicen las encuestas es que Ciudadanos está perdiendo posicionamiento. Hemos perdido 2,5 puntos en intención de voto, y si eso lo contrastamos con lo que pasa en las encuestas de la ciudad de Madrid, donde Begoña Villacís tiene claras opciones de ser alcaldesa, la conclusión es que el liderazgo que tenemos para la Comunidad de Madrid los ciudadanos no lo ven como ganador. Entonces necesitamos otra persona, con otro estilo y un mensaje más claro, con carisma y que recoja ese sentimiento y unión de las agrupaciones de Madrid, y esa persona es Juan Carlos Bermejo.

P.- ¿Cuáles son sus prioridades para la Comunidad de Madrid?

El liderazgo que tiene Ciudadanos para la Comunidad de Madrid los ciudadanos no lo ven como ganador»

R.- Para mí la más importante es despolitizar las instituciones públicas. También proteger a los testigos y denunciantes de corrupción, una de las cosas que el PP no ha cumplido en los pactos de investidura. Otra de las prioridades es el asunto de la vivienda: es prioritario sobre todo para los jóvenes aumentar la oferta y reducir los precios, eso es evidente. La comunidad de Madrid puede hacerlo con medidas a lago plazo como utilizar la inmensa cantidad de espacio dotacional para construir viviendas de protección oficial reales y que no sean objeto de especulación. A corto plazo crear una plataforma de mediación entre propietarios y clientes porque hay muchos inmuebles vacíos de propietarios que no los tienen habilitados para ponerlos en el mercado y hay que ayudarles y luego darles seguridad en el cobro y en el uso. En movilidad, Madrid que tiene grandes infraestructuras pero hay cosas que hacer.

En cercanías, tenemos el 25% de los kilómetros de toda España pero el 50% de usuarios, por lo que necesitamos ampliar la red de cercanías y ponernos de acuerdo con el ministerio de Fomento y pedir competencias si es necesario como en Cataluña. Un proyecto muy importante sería crear una línea circular como las circunvalaciones pero de tren. Además, he visto que hay muchas zonas donde no llega el transporte interurbano, y mi compromiso es hacer llegar el transporte interurbano donde no llega. En Sanidad, que es un tema que conozco muy bien, necesitamos aumentar los servicios sanitarios en atención primaria para desatascar las listas y en atención hospitalaria abrir también por las tardes y contratar personal para ello y que no sea solo para algo de guardia. En Educación, he hablado con los alumnos y me han trasladado implementar el bilingüismo. En tema medioambiental es llegar a acuerdos con las eléctricas para que subvencionen la compra de vehículos eléctricos, sobre todo de servicios públicos y que ellos reciban dinero por las conexiones.

P.- ¿Eso es competencia de las Comunidades Autónomas?

R.- Eso se puede hacer mediante un convenio con ellas para que los habitantes de la Comunidad de Madrid y para que los servicios públicos, sobre todo, como taxistas y autobuses puedan tener descuentos subvencionados por parte de las eléctricas a cambio de que ellos reciban ingresos por enchufarlos.

P.- Ha dicho que estima que sus probabilidades de victoria son de un 50%. ¿En qué basa este porcentaje?

Tenemos el 25% de los kilómetros de toda España pero el 50% de usuarios, por lo que necesitamos ampliar la red de cercanías»

R.- Pues por las visitas que llevo realizando estos meses a las agrupaciones. Aquí quien nos tiene que votar son los afiliados, y los afiliados nos conocemos todos, cómo trabajan, quién cumple, quién no cumple… Lo que yo me he encontrado es mucha recepción a Juan Carlos Bermejo por parte de las agrupaciones, como un soplo de aire fresco. En Ciudadanos tenemos la fortuna de el grueso de los afiliados viene de la sociedad civil. Todo ese núcleo que vinimos en su momento con la ilusión de cambiar las cosas sin apenas medios y que con mucho esfuerzo llevamos a Ciudadanos a casi todos los municipios de la Comunidad de Madrid y a ser decisivos en la Asamblea de Madrid, está parcialmente silenciado. Por lo menos en los municipios se sienten desplazados. No así en los distritos de Madrid ciudad, donde me he encontrado que Begoña Villacís ejerce un liderazgo muy bueno porque ella es de por sí una líder.

P.- ¿En las agrupaciones se sienten abandonados por Ignacio Aguado?

R.- Parcialmente. Abandonados y silenciados. Me contaron una anécdota el otro día, y es que él pertenece a la agrupación de Alcobendas y nunca le han visto por allí, ni en ninguna asamblea. Esto es muy asombroso porque yo no me suelo perder ninguna asamblea de mi agrupación, que la de Las Rozas.

P.- ¿Qué relación tiene con Ignacio Aguado?

R.- Una relación cordial entre dos compañeros de partido.

P.- ¿Han hablado después de anunciar su candidatura?

R.- Coincidimos en una comida de partido estas navidades con muchos afiliados y nos saludamos: ‘Hola, ¿qué tal?’. Y ya está.

P.- Pedro García Aguado le ha mostrado su apoyo públicamente…

Pedro García Aguado, apoyándome públicamente está dando un mensaje subliminal al partido»

R.- Pedro es la persona que está vinculada con los principios de Ciudadanos, es waterpolista como Albert Rivera, y ha impartido cursos de management y de motivación al comité ejecutivo de Ciudadanos, y nos conoce a todos. Y yo que tengo una amistad con él relativamente modesta, estoy realmente abrumado. Porque él conoce bien el partido y si él me apoya públicamente está dando un mensaje subliminal al partido de que ‘Juan Carlos Bermejo es la persona con la que tenéis que contar’.

P.- ¿Alguien de peso dentro del partido le ha mostrado su apoyo?

R.- Públicamente, no, pero por privado, sí.

P.- ¿Alguien de la Ejecutiva?

Los afiliados me han dicho: ‘Juan Carlos, tienes que presentarte porque con Ignacio Aguado no ganamos las elecciones’

R.- Alguien de la Ejecutiva, sí. Me han expresado que es admirable lo que estoy haciendo, que me estoy pagando la campaña y eso es un esfuerzo que no se suele ver, y además un desparpajo y una valentía que engrandece al partido. Porque las primarias de Ciudadanos en Madrid van a ser de verdad. Quien gane se lo va a tener que currar.

P.- ¿No paga el partido la campaña?

R.- Alrededor mío hay unas 120 personas trabajando, y eso cuesta dinero. Yo tengo dinero y puedo gastármelo, que es otra de las cosas que me da independencia. Yo no vivo de la política. Si yo me presento es porque los afiliados me han impulsado a ello. Me han dicho: ‘Juan Carlos, tienes que presentarte porque con Ignacio Aguado no ganamos las elecciones’.

P.- La campaña que ha hecho ha sido bastante peculiar. Con Better call Juan Carlos se ha inspirado en Saul Godman, personaje de Breaking Bad, que es un abogado corrupto y que se dedica al narcotráfico. ¿Por qué ha elegido ese personaje?

R.- Tengo que confesar que cuando contrato a personal, lo dejo en sus manos y la agencia tuvo esa idea y no me dijeron ni pío. Y yo, como no sigo series porque no me da tiempo, no tenía ni idea de quién era personaje ni lo que es Breaking Bad. Cuando ya me dijeron que era un abogado corrupto y Buenafuente me hizo una parodia en su programa, ya dije: ‘mi reputación ya…’ Yo dejé claro y la gente que me conoce sabe que soy el azote de la corrupción, puedo presumir de que los denunciantes de corrupción son amigos míos y yo estoy siempre con ellos.

P.- ¿Cree que fue un error la elección de ese personaje?

R.- Bueno, yo creo que lo que buscaban era notoriedad y el mensaje en su momento era que nos llamaran para ayudarles con el voto, porque tienes que entrar en la plataforma, identificarte y algunas personas al final no votan, pues por si tenían algún problema que nos llamaran. Pero además lo aclaré en las redes: llámenme cuando detecten un caso de corrupción. Yo soy empresario y ningún cliente me ha dicho nada de que ha sido una metedura de gamba.

P.- ¿Cómo ve la competencia en la Comunidad de Madrid? Ayuso es la nueva candidata del PP, Errejón se presenta como candidato de una nueva formación, Podemos aún no tiene cabeza de lista… ¿Cree que Ciudadanos puede verse beneficiado por estos cambios?

R.- Por supuesto. La marca tiene su recorrido, y Ciudadanos tiene tirón. Y luego son las figuras, Rivera y Arrimadas, que son las dos grandes figuras. Y en Madrid Begoña Villacís. ¿Quién te va a dar los tres o cuatro puntos de diferencia que te hacen ganar en un espectro tan estrecho? La persona que está ahí y el mensaje. Ciudadanos, claro que puede pasar de ese 18% a un 21 o 22% que nos dé la victoria y gobernar la Comunidad de Madrid. ¿Con quién? Con alguien como Juan Carlos Bermejo. Porque, además, a mí no me pueden sacar nada.