Política

Casado propone una ley para no usar Moncloa como púlpito electoral

Promete un "blindaje fiscal del ahorro" por el cual no se deberá cotizar al rescatar ni los planes de jubilación ni de ahorro

logo
Casado propone una ley para no usar Moncloa como púlpito electoral

EFE

Resumen:

El líder del PP, Pablo Casado, ha propuesto la elaboración de una Ley que impida «el uso de las instituciones» para hacer campaña electoral, tal y como entiende que está haciendo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el anunciado paquete de decretos-ley «sociales» con las elecciones ya convocadas aunque hasta este martes no se disuelvan formalmente las Cortes.

Sin embargo, hasta que dicha reforma vea lugar, -siempre y cuando gobierne-, «lo que tenemos que hacer es denunciarlo». Pero no sólo el uso del Consejo de Ministros, sino que lo ha extendido a otras instituciones y entes públicos como e Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) o RTVE, que tuvo que pedir disculpas por emitir un vídeo que se hizo viral en el que se le insultaba.

Éste se ha quejado también de la «manipulación» de sus declaraciones, del «intento de contar lo que digo» o de «decir lo que no decimos». Aunque esta vez no lo ha citado, Casado está muy quejoso del tratamiento informativo de sus declaraciones sobre la Ley del Aborto, aunque cada vez que intenta aclarar su postura la complica más.

Los populares estudian acudir a la Junta Electoral e, incluso, al Tribunal Constitucional para intentar parar la estrategia del Ejecutivo de seguir sacando adelante propuestas sin poder disponer de dotaciones presupuestarias -puesto que no hay PGE para este año- sin posibilidad de enmiendas por parte de la oposición ni, tampoco, de sesiones de control ordinario.

Casado llevará en su programa el «blindaje fiscal del ahorro para la jubilación»

También ha hecho otro anuncio desde Ferrol (La Coruña) en donde ha participado en un acto de políticas sociales de su partido. Dentro de su propuesta general de rebaja de impuestos, llevará en su programa electoral «el blindaje fiscal del ahorro», de modo que cualquier ciudadano que quiera acceder a su plan de pensiones o de ahorro, además de mantener los actuales beneficios fiscales, no tenga un gravamen fiscal añadido cuando se jubile o necesite de ese dinero.

Sea a través de planes de pensiones o ahorro privado -acciones, depósitos, incluso hipoteca de la casa… – la propuesta del PP pasa porque, sin afectar a la pensión pública, «Hacienda no se coma el ahorro de los españoles», según una nota que difundieron tras el anuncio de Casado. La medida contempla que «a la hora de rescatar todo el ahorro al jubilarse, no se tendrá que pagar ningún impuesto ni por lo que se invirtió ni por los intereses, o rendimientos y ganancias que hayan generado».

Novedosa es la inclusión de la inversión en vivienda como elemento de ahorro para la jubilación, de modo que podrán beneficiarse, asegura el PP, de una desgravación quienes no podían deducirse por inversión en vivienda habitual si al adquirió a partir de 2013.