El historiador Fernando Paz, cabeza de lista al Congreso de Vox por Albacete que ha sido acusado entre otras cosas de negar el Holocausto judío, ha anunciado este jueves su «renuncia irrevocable» al puesto a través de un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

Paz atribuye su decisión a una «cacería mediática, inspirada por la izquierda y apoyada por otros medios» contra su persona y agradece las «muestras de afecto que he recibido en persona y a través de las redes». «Mi intención sólo es servir a España allá donde pueda ser más útil, y no voy a permitir que, en una hora tan decisiva, se malgasten en la defensa de mi persona», ha escrito Paz, que anuncia también que denunciará a los medios de comunicación que hayan «colaborado en el linchamiento».

El miércoles, Fernando Paz, historiador y habitual tertuliano de Intereconomía, ya se había defendido, también en Twitter, de las voces que le acusaban de negar el Holocausto. En el pasado, Paz había cuestionado la validez el juicio de Nüremberg que procesó a los jerarcas nazis, y había asegurado que la mayor parte de las muertes de judíos durante la Segunda Guerra Mundial se debieron a las «poblaciones locales» del Este de Europa y a las condiciones de hacinamiento de los campos de concentración. La Federación de Comunidades Judías de España censuró públicamente sus comentarios y reclamó su eliminación de las listas electorales.

En otras intervenciones públicas, Paz también se ha mostrado públicamente contrario a las uniones entre homosexuales y ha defendido en charlas organizadas por la Falange y otros grupos de ultraderecha que la homosexualidad y el feminismo radical conducen a las sociedades occidentales «hacia la muerte y la esterilidad».