Política

Los policías que investigaron a Iglesias: “Tengo un mandato del ministro y de Rajoy”

logo
Los policías que investigaron a Iglesias: “Tengo un mandato del ministro y de Rajoy”
El ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Resumen:

El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz envió a Nueva York a tres agentes de la Policía Nacional para obtener informaciones sobre una presunta financiación ilegal de Podemos. Ocurrió en el mes de abril del año 2016, cuando los tres efectivos mantuvieron un encuentro en la ciudad estadounidense con Rafael Isea, un político venezolano que ocupó el cargo de ministro de Finanzas de Hugo Chávez.

Según publica Moncloa.com, los policías llegaron al consulado español en Nueva York y allí Isea avaló la autenticidad de un documento en el que se reflejaba un pago hecho por Venezuela a la Fundación CEPS, germen de Podemos, por un importe de 7,1 millones de euros. El encuentro, que se prolongó durante cuatro horas, fue un mandato expreso de Fernández Díaz y del entonces presidente, Mariano Rajoy, para conseguir las pruebas que, en principio, tenía Isea de esa supuesta financiación ilegal.

Los funcionarios españoles, con la aprobación del Ejecutivo, llegaron a ofrecer al político venezolano una salida del país para su familia, que se trasladaría a Argentina y luego en un vuelo hasta España, donde recibirían una nueva identidad. Así lo recoge una grabación de 63 minutos del encuentro, que se celebró el 12 de abril del año 2016.

La propuesta de protección la formula el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, uno de los tres agentes que viajaron hasta Nueva York. Según recoge El Confidencial, Fuentes Gago participó en las conversaciones a petición del director adjunto operativo (DAO) del cuerpo, Eugenio Pino, del que había sido número dos antes de marcharse como agregado de Interior a La Haya. Los otros dos componentes del grupo eran José Manuel García Catalán, jefe entonces de la Brigada Central de Investigación contra el Blanqueo de Capitales de la UDEF, y una inspectora de la misma sección. Isea, por su parte, estuvo acompañado por el asesor Martín Rodil, y también estuvo presente la responsable del consulado.

“Yo he hablado con el ministro del Interior español y él habló con el presidente español. Yo sólo tengo un mandato aquí, acompañar a estas personas y que me diga aquí los nombres de las personas que quiere que documentemos en España y que les demos una nueva identidad o una nueva vida, o la que ustedes tienen y les protejamos. Ese es mi compromiso. Usted me lo dice y lo hacemos”, afirma Fuentes Gago en un momento de las grabaciones.

Para la policía española la colaboración de Isea se antojaba clave para conseguir información sobre la financiación de Podemos. La reforma del Código Penal del año 2015 prohibía desde entonces que los partidos políticos recibieran aportaciones de gobiernos o empresas extranjeras, bajo castigo de hasta cuatro años de cárcel para las formaciones destinatarias de más de 100.000 euros llegados desde más allá de nuestras fronteras. De ahí que la UDEF se enfocara en hallar el rastro de esos 7,1 millones, ya que podía haberse cometido un delito tributario.

“Conciencia tranquila”

La polémica por el supuesto espionaje a Pablo Iglesias durante su mandato no parece preocupar a Fernández Díaz, que ha defendido su actuación al frente de Interior. “Tengo la conciencia tranquila; sé que he actuado dentro de la ley”, explicó a El Independiente en una conversación telefónica, en la que avisaba de que “cuando tenga que hablar, hablaré” y consideraba que “se está utilizando” la investigación de la Audiencia Nacional sobre la información del móvil de Iglesias con fines electorales.

El último capítulo de ese caso lo ha protagonizado el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, que declaró este martes durante algo más de media hora en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, considerando que todo es “un tema menor”.

Enmarcada dentro del caso Tándem, que investiga las actividades presuntamente ilegales del ex comisario José Manuel Villarejo, en prisión provisional, esta pieza separada trata de esclarecer toda la información incautada al policía cuando fue detenido en el año 2017.