Política

Moncloa pactó “in extremis” transferencias al País Vasco a cambio del sí del PNV a los decretos

El portavoz del Grupo Vasco, Aitor Esteban, admite que les han escuchado "las preocupaciones un poquito más"

logo
Moncloa pactó “in extremis” transferencias al País Vasco a cambio del sí del PNV a los decretos
Aitor Esteban (PNV) charla con Carles Campuzano durante la reunión de la Diputación Permanente del Congreso

Aitor Esteban (PNV) charla con Carles Campuzano durante la reunión de la Diputación Permanente del Congreso EFE

Resumen:

El Gobierno ofreció “in extremis” activar el paquete de competencias pendientes al País Vasco para asegurarse el apoyo del PNV a los seis decretos-ley que pasaron este miércoles por la Diputación Permanente del Congreso. La negociación entre ambos ejecutivos tuvo lugar hasta la noche del mismo martes, según ha podido saber El Independiente de fuentes gubernamentales, aunque ello no evitó que el PNV, fiel a su estilo, jugara al equívoco y mantuviera abierta la puerta a rechazar uno de los decretos, el de vivienda de alquiler.

Aunque el portavoz del Grupo vasco en el Congreso, Aitor Esteban, negó por activa y por pasiva que se haya negociado nada en las últimas horas, un tuit de la cuenta del PNV en la Cámara Baja explicaba que el apoyo a los seis decretos respondía a que “hemos apreciado síntomas de activación y compromiso en el Gobierno español que confiamos se traducirán en breve en acciones concretas”, una “activación y compromiso” que se alargó hasta la noche del martes en una negociación contrarreloj.

La próxima semana se reunirá la comisión de traspasos Estado-País Vasco

Lo cierto es que Esteban vinculó en todo momento la posición de su Grupo con los compromisos adoptados por el Gobierno para las 33 competencias que, a juicio de los nacionalistas vascos, quedan por culminar. Una de ellas es la de instituciones penitenciarias. Asimismo reclaman la cesión del régimen económico de la Seguridad Social, petición que el Ejecutivo central ha rechazado.

En declaraciones a la prensa tras las votaciones, el portavoz vasco negaba que hubiera habido “ningún avance” en las transferencias comprometidas aunque “se lleva hablando mucho tiempo entre gobiernos”. Señaló que algunos compromisos fueron adquiridos en la época de Mariano Rajoy y otros por el PSOE, pero que ni uno ni otro “se habían dado prisa”.  “Si se han dado prisa para aprobar los decretos parece que no tienen tiempo para otras cosas”, criticó a los socialistas. Por eso, el Gobierno vasco quería aclarar “si había disposición o no, pero no he estado negociando nada ni hablando nada ni cerrando nada de nada”, quizá porque la negociación transcurría a otros niveles.

Ahora les han escuchado “un poquito más”

Los Ejecutivos central y autonómico, reiteró, “llevan meses hablando de las transferencias y se han intercambiado muchos papeles”, narró el portavoz para reprochar a continuación que, a pesar de los “avances ciertos” en algunas materias, que no especificó, “éstos no se han rematado”. “No entendemos muchas veces las trabas supuestamente administrativas que se ponen”, aunque, con el telón de fondo de los decretos-ley, donde Sánchez se jugaba tanto, “uno supone que le van a estar escuchando sus preocupaciones un poquito más”. Parece que así ha sido. Sera cuestión de tiempo saber en qué se traduce la contrapartida.