Han sido sus primeras palabras. No las ha dirigido ni a la oposición, ni al Gobierno. El parlamentario de EH Bildu, Julen Arzuaga, ha elevado la mirada al público, a la tribuna donde escuchaban representantes sindicales de la Guardia Civil y la Policía Nacional y les ha mostrado su desprecio “rotundo y absoluto” por ser un “lobby infecto, asqueroso” que sólo busca que no se reconozca a las víctimas que sus policías han generado: “Ustedes son los nazis que protestaron porque hubo un juicio en Nurenberg, son los genocidas que protestan porque hay una corte internacional de Justicia, son los franquistas que luchan para que no haya un reconocimiento de sus vulneraciones de derechos humanos”. Las graves acusaciones del portavoz de Bildu se han producido durante el debate de la Ley de Abusos Policiales impulsada por el Gobierno vasco y que pretende el reconocimiento y reparación de las víctimas de torturas y excesos policiales desde 1978 a 1999. Una norma finalmente aprobada con el apoyo del PSE, el voto en contra del PP y la abstención de Podemos y EH Bildu.

El grave incidente parlamentario ocurrido esta mañana en Vitoria se produce sólo un día después de que EH Bildu respaldara los decretos del Gobierno de Sánchez y que la coalición anunciará que será determinante. Hoy se ha desmarcado del PSE, que ha reprochado duramente las palabras de Arzuaga. También el PP lo ha hecho y lo ha relacionado con el apoyo expresado ayer por Bildu a Sánchez. El presidente del PP Vasco, Alfonso Alonso ha señalado que lo que se ha escuchado desde la tribuna de oradores es “la voz de ETA” con la que no sólo no se debería pactar en Euskadi “sino tampoco en el Congreso de los Diputados”.

Las graves acusaciones lanzadas por Arzuaga han provocado la indignación del PP que ha abandonado la Cámara vasca y en cuya salida alguno de sus parlamentarios ha llegado a encararse con el parlamentario de EH Bildu que se encontraba en la tribuna de oradores. La presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejería ha realizado numerosas llamadas al orden, sin conseguirlo y ha amenazado con suspender la sesión.

Entre las quejas airadas, las de los diputados de Bildu que pedían amparo a la presidenta ante los insultos que desde el público aseguraban que se habían vertido contar ellos, extremo negado por los miembros del sindicato Jusapol. Tejería ha expulsado al parlamentario de la izquierda abertzale, Josu Estarrona. Desde Bildu aseguran que han sido insultados por los representantes de los sindicatos policiales con ‘peinetas’, llamándoles terroristas y mostrándoles sus camisetas con banderas de España que han considerado una “provocación”. A la salida los portavoces sindicales han asegurado que el incidente les ha recordado “a los años 80” cuando se señalaba al discrepante, “la serpiente sigue siendo serpiente”, han afirmado.

Son los nazis que protestaron por el juicio de Nurenberg, los genocidas que protestaron por la Corte Internacional de Justicia”

Arzuaga por su parte ha defendido si derecho a la libertad de expresión y se ha reafirmado en sus críticas a las organizaciones sindicales, “organizaciones que están buscando total impunidad, total encubrimiento para el terrorismo y las gravísimas vulneraciones de derechos humanos que ello mismos han perpetrado”. Tras reanudarse la sesión, el portavoz de EH Bildu se ha dirigido a otra de las tribunas, donde se encontraban representantes de víctimas de torturas policiales para darles “mi bienvenida más sentida” a las que ha asegurado que tendrán siempre “nuestro total apoyo y solidaridad”.

En su segunda intervención Arzuaga ha cuestionado que se pueda tildar de “insultos sus palabras”, “desearía que me lo dijeran, cuáles han sido, tengo curiosidad”, ha apuntado. La presidenta de la Cámara ha decidido que algunos términos de su intervención y reproches a los representantes sindicales no serán recogidos en el acta de la sesión, medida que ha sido criticada por la representantes de Bildu, Jone Goirizelaia, quien ha señalado que no existen razones en el reglamento para que no figuren en el acta del pleno. Tejería ha apuntado que términos como “nazi es algo que no se puede llamar a nadie”.

“Estoy temblando”

La intervención de Arzuaga ha sido reprobada por todas las formaciones políticas. la representante de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala le ha reconocido que sus emociones seguían “temblando” después de escucharle, hacía mucho tiempo que no vivíamos una situación así. Cuántas heridas quedan aún, qué lejos estamos, nos queda mucho por hacer”.

Mendia (PSE): Gracias por el trabajo que han hecho por la democracia española y a ustedes mi desprecio, se han olvidado de las víctimas”

Desde el PNV, Iñigo Iturrate ha señalado que se ha tratado de “una estrategia barata” para monopolizar el debate y no explicar por qué “se ponen de perfil” ante esta ley, similar a la que sí han apoyado en Navarra: “Siguen dentro de la pancarta porque saben que nosotros haremos el camino, es sólo apariencia”.

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia ha iniciado su intervención trasladando su reconocimiento a los representantes sindicales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad “que con su trabajo “han facilitado que este señor pueda  libremente insultarle desde la tribuna y puedan estar sentado en esta Cámara, gracias por el trabajo que han hecho  por la democracia española”. Mendia ha trasladado posteriormente su “desprecio político” a EH Bildu por haberse olvidado de las víctimas de abusos policiales “que es a quienes peor favor habéis hecho hoy, es una vergüenza lo que se ha hecho desde esta tribuna. Ha sido un acto lamentable”.

El PP ha criticado que se insulte de ese modo “a uno de los pilares de la democracia”, como son los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, “nunca antes se había insultado así, lo condenamos”, ha señalado Carmelo Barrio.