El comisario José Manuel Villarejo vuelve a la carga contra el director del CNI. Y lo hace aprovechando la declaración ante notario Corinna zu Sayn-Wittgenstein.  En ella, la que fuera amiga de Don Juan Carlos asegura que Félix Sanz Roldán amenazó su “integridad física”.

Esta denuncia, según Villarejo, respalda lo que él siempre ha defendido (y por lo que ha sido acusado de calumnia): que el máximo responsable de los servicios de inteligencia amenazó de muerte a Corinna. “He revisado una transcripción de esa entrevista y creo que las afirmaciones del Sr. Villarejo son verdaderas”,  asevera Corinna en su declaración jurada ante notario.

En su comunicado, muestra su confianza en que las palabras de la empresaria alemana “ayuden a abrir los ojos, a despertar conciencias y, al fin y a la postre a hacer justicia en relación al proceso dirigido y a la investigación general que se sigue inmotivada y despiadadamente contra mi persona”.

También vuelve a atacar al comisario Félix Sanz Roldán, “aún depositario incomprensiblemente en estos momentos de la superior inteligencia del Estado, al actuar como su cabeza institucional desde el CNI”. A lo que añade que tal y como él denunció, “Roldán amenazó de manera explícita, directa y reiterada, a través de distintas vías y mecanismos bajos, la seguridad física de la princesa Corinna y la de sus hijos, como acredita el material de apoyo documental que casi, y sabiéndose víctima, milagrosamente conserva”.