La Policía Nacional y los servicios de información españoles y marroquíes han desarrollado una operación antiterrorista que ha culminado con la detención en Marruecos de un presunto yihadista que supuestamente tenía previsto atentar en Sevilla, informa el Ministerio del Interior.

Según recoge la Cadena Cope, el detenido se llama Zouhair El Bouhdidi, tiene 23 años y residía en la capital hispalense desde hace tres o cuatro años. Tal y como recoge la emisora, el joven planeaba atentar con un artefacto casero.

La operación es dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional y en el marco de la misma la Policía ha procedido esta tarde al registro del domicilio del arrestado en la capital andaluza.

El Ministerio del Interior acordó la pasada semana el reforzamiento de los dispositivos de seguridad y de las capacidades de información, de control y de seguimiento antiterrorista por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado, así como del resto de los cuerpos policiales, con motivo de la celebración de la Semana Santa y de las próximas elecciones.

Registro del domicilio

La Policía Nacional ha finalizado ya el registro acometido en la vivienda de Sevilla capital correspondiente al número 88 de la calle Ortega y Gasset, en el barrio de la Carretera Su Eminencia, hogar familiar del activista yihadista arrestado en Marruecos por planear supuestamente un atentado terrorista en Sevilla. En dicho inmueble, los agentes han localizado «documentación y equipos informáticos que van a ser analizados», según fuentes policiales.

Las mismas fuentes han indicado a Europa Press que el registro ha sido saldado sin la localización de armas en la vivienda, siempre en el marco de esta operación antiterrorista desplegada por la Policía Nacional y los servicios de información españoles y marroquíes, merced a las instrucciones del Juzgado Central de Instrucción Número cuatro y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

El detenido estudia en la Universidad de Sevilla, reside en la ciudad hispalense al menos desde 2016 y sería hijo del imán al frente de la mezquita del barrio de Su Eminencia, según las fuentes consultadas por Europa Press. Una persona cercana al detenido, además, ha relatado a los medios de comunicación a pie de calle que el joven habita la mencionada vivienda con sus padres y sus hermanos y había viajado a Rabat (Marruecos) para «visitar a su abuela», afectada de una dolencia cardiaca.

Las autoridades, en cualquier caso, han hecho un llamamiento «a la tranquilidad», recordando que España mantiene el nivel cuatro de alerta antiterrorista desde hace varios años, una situación que «se intensifica con la llegada de fechas como la Semana Santa».

Una persona «normal»

Vecinos del activista yihadista arrestado en Marruecos por planear supuestamente un atentado terrorista en Sevilla, y cuya vivienda correspondiente al número 88 de la calle Ortega y Gasset, en el barrio sevillano de la Carretera Su Eminencia, ha sido registrada por efectivos de la Policía Nacional, han destacado que actuaba de forma «normal». Asimismo, una amiga de la familia del activista ha indicado que éste fue a Marruecos para ver su abuela.

En declaraciones a Europa Press, varios vecinos han señalado que el detenido es «un chaval normal y corriente» que «iba a su bola» y que se le veía habitualmente aparcando su coche y saludando cordialmente a la gente desde «los casi tres años que lleva viviendo aquí».

De otra parte, una amiga de la familia ha indicado que el detenido vive en esa vivienda con sus padres y sus hermanos y que ahora mismo se encuentran en Rabat (Marruecos) para «visitar a su abuela» que habría sido afectada de una dolencia cardiaca.

Asimismo, la amiga de la familia ha señalado que el detenido y su familia «son buenas personas» y que si ella se hubiera enterado de que el detenido tenía relación con el yihadismo, «sería la primera en avisar a la Policía».

Aicha, madre del presunto yihadista, ha atendido a los medios de comunicación y ha pedido que «digan la verdad». «No somos terroristas, la verdad sólo la sabe dios», ha afirmado.