Domingo de Pascua sangriento en Sri Lanka, donde una cadena de atentados con bombas en tres iglesias y tres hoteles de lujo han causado al menos 290 muertos y más de 500 heridos

Las autoridades españolas han pedido hoy a los ciudadanos que se encuentren en Sri Lanka que “extremen las precauciones” tras los atentados registrados en ese país, que han causado al menos 290 muertos y más de 500 heridos.

“Ha habido varias explosiones en #SriLanka esta mañana. Se recomienda extremar las precauciones”, indica la Embajada de España en la India, que se ocupa de los asuntos diplomáticos en Sri Lanka.

“Horrorizados por la noticia de que los cristianos de Sri Lanka han sido atacados y asesinados durante la Pascua. Lloramos por ellos y rezamos por los heridos y las familias”, ha hecho saber Steffen Seibert, el portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel.

92 españoles en Sri Lanka

Personal diplomático de la embajada de España en Nueva Delhi se ha desplazado a Sri Lanka para tratar de contactar con los 92 españoles residentes registrados en ese país, tras los atentados de este domingo contra varias iglesias y hoteles, que han costado la vida a, al menos, 207 personas. “La cónsul honoraria en Colombo está ya en contacto con las autoridades locales”, según el comunicado difundido hoy por la Oficina de Información Diplomática (OID) del ministerio de Exteriores.

Los diplomáticos españoles han viajado a la capital comercial de Sri Lanka “para realizar las indagaciones necesarias respecto de posibles afectados y atención a españoles”, añade la nota. El Gobierno de España expresa en el mismo comunicado “su más firme condena” por los atentados de este domingo, que reafirman su “compromiso en la lucha internacional contra toda forma de terrorismo”.

Asimismo, transmite “sus sinceras condolencias a las familias de las víctimas así como al pueblo y al gobierno de Sri Lanka, junto con el deseo de una pronta recuperación de los heridos”.

PP, Cs y Podemos trasladan su pésame

El Partido Popular, Ciudadanos y Podemos han trasladado el pésame a los familiares de las víctimas de los atentados de este domingo en Sri Lanka, donde al menos 138 personas han muerto y al menos 402 han resultado heridas por una cadena de seis atentados con bomba, ocurridos en un lapso de media hora, contra tres iglesias y tres hoteles de cinco estrellas.

En concreto, el presidente del PP, Pablo Casado, en un entrevista en Cope, se ha mostrado “espeluznado” con las noticias de Sri Lanka y ha recordado la “cantidad de cristianos que son perseguidos y asesinados por todo el mundo”.

Por ello, Casado ha incidido en la importancia de “poner de relieve la libertad religiosa”. “Estamos en fechas para reivindicar este tipo de exigencias para que cesen las persecuciones y lamentar este atentado”, ha dicho. Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha destacado en su cuenta de Twitter su “repulsa y condena a esta masacre” en Sri Lanka contra quienes celebraban el Domingo de Resurrección.

“Los demócratas tenemos que luchar juntos contra el terror en todo el mundo. Mi pésame al pueblo de Sri Lanka y a los allegados de las víctimas. DEP”, ha tuiteado Rivera. En la misma línea, Podemos, en una publicación en Twitter, ha trasladado todo su apoyo al pueblo de Sri Lanka “en estos momentos de profundo dolor”. “Enviamos nuestro cariño a las familias y personas allegadas de las víctimas de los ataques”, ha subrayado la formación morada.

De acuerdo con el censo nacional de 2012 del país, un 9,7 por ciento de los 22 millones de habitantes son cristianos declarados

De acuerdo con el censo nacional de 2012 del país, un 9,7 por ciento de los 22 millones de ceilandeses son cristianos declarados. La mayoría de la población del país, un 70 por ciento, son budistas, mientras que un 12,6 por ciento son hindúes reconocidos, informa Europa Press.

En 2018 se registraron al menos 86 casos de discriminación, amenazas y violencia contra los cristianos de Sri Lanka, según la Alianza Evangélica Cristiana del país (NCEASL), que representa a más de 200 iglesias y otras organizaciones cristianas.

Este año, la misma organización registró 26 incidentes de este tipo, incluido uno en el que supuestamente monjes budistas intentaron interrumpir una misa dominical.

En su informe de 2018 sobre los derechos humanos de Sri Lanka, el Departamento de Estado de EEUU constató que algunos grupos cristianos e iglesias informaron que habían recibido presiones para poner fin a las congregaciones, que en algunos casos las autoridades llegaron a describir como “reuniones no autorizadas”.

El mismo informe apuntó que los monjes budistas intentan, de manera habitual, cerrar los lugares de culto cristianos y musulmanes.