No todo está dicho respecto al debate electoral de esta noche en el Ente público. El PP ha decidido recurrir el reparto de turnos que se ha realizado por sorteo y que permitirá al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, arrancar el debate y al presidente del Gobierno y candidato socialista, Pedro Sánchez, cerrar el mismo.

El recurso que ha presentado el PP ante la Junta Electoral Central arguye que el reparto de turnos se debe hacer por orden de respresentación de mayor a menor, de modo que arrancaría Pablo Casado por ser el representante del Grupo Parlamentario más numeroso en el Congreso de los Diputados.

Valencia y Andalucía como antecedentes

Ese es el criterio que debe imperar por tratarse de un medio público, y ponen de ejemplo el debate valenciano, comunidad que también celebra elecciones autonómicas el 28 de abril, de los que hubo con motivo de los últimos comicios andaluces y, sin ir más lejos, el que celebró recientemente RTVE con PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos, ERC y PNV que reunió a María Jesús Montero, Cayetana Álvarez de Toledo, Inés Arrimadas, Irene Montero, Gabriel Rufián y Aitor Esteban.

Entonces el reparto de turnos del debate a seis fue en función de su representación en el Congreso. El PP no cuestiona, sin embargo, el reparto de tiempos, que será el mismo para los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno.

Reunión de la JEC

Esta tarde se va a reunir la Junta, que ya prohibió la presencia de Vox en el debate que mañana celebra Atresmedia, lo que derivó en un auténtico despropósito dada la negativa de Moncloa a que Sánchez se sometiera a dos debates después de conseguir soslayar el tradicional «cara a cara» e intentar, por todos los medios, que Vox estuviera presente.