Política

ERC reclama a Sánchez el referéndum tras ganar en Cataluña y doblar a Jxcat

El independentismo gana las generales en Cataluña y sube seis escaños

Los líderes de Esquerra celebran la victoria en Cataluña EFE

El independentismo se ha alzado, por primera vez, como primera fuerza en Cataluña en unas elecciones generales. La victoria inapelable de Esquerra, con 15 diputados y un millón de votos, no ha afectado a las expectativas de JxCat, que ha mantenido siete de los ocho escaños obtenidos hace tres años por Convergencia, desmintiendo la caída anunciada por las encuestas.

«Pedro Sánchez ha ganado en España pero Oriol Junqueras ha ganado en Cataluña» ha destacado eufórico el vicepresidente del partido, Pere Aragonés, quien al filo de la medianoche ha dejado claro a los socialistas que la formación volverá a poner sobre la mesa la exigencia de un referéndum de independencia.

Referéndum y absolución

«Es hora de abrir el diálogo para una salida política y la única salida política es votar en un referéndum de autodeterminación en Cataluña, los catalanes lo han dejado claro» ha asegurado Aragonés. «Junqueras gana en el Congreso, Romeva en el Senado, que se sienten en una mesa y nosotros tendremos la silla a punto para sentar a Junqueras».

Aragonés ha repetido las exigencias planteadas por el candidato, Gabriel Rufián, durante la campaña: absolución de los presos y retorno de los exiliados y una nueva etapa de diálogo que conduzca al referéndum, después de que el propio Rufián se haya felicitado porque «Junqueras y Romeva ha ganado las elecciones generales a sus carceleros».

En el cómputo global, los independentistas suman 22 escaños, por 19 los partidos constitucionalistas y siete de Podemos, que con un candidato declaradamente independentista ha apelado sin éxito a los votantes independentistas como voto útil.

JxCat aguanta

El partido de Carles Puigdemont ha calcado prácticamente los resultados obtenidos por Convergencia, rozando el medio millón de votos. De este modo, la estrategia de ERC y JxCat de colocar como cabezas de lista a los dirigentes independentistas procesados por el 1-O y en situación de prisión provisional – Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull- se ha demostrado un éxito que ha permitido movilizar al voto independentista.

De hecho, ambos partidos han conseguido romper con el tradicional voto dual en Cataluña que durante décadas hizo que los partidos nacionalistas ganaran las elecciones autonómicas pero no las generales, con menos participación y una parte que optaba en los comicios al Congreso por apoyar a los grandes partidos nacionales, preferentemente el PSOE.

ERC, JxCat y la CUP sumaron 2.079.340 votos en las elecciones autonómicas del 21D de 2017, casi un millón más de votos que en las elecciones generales de 2016. En esta ocasión, la suma de los votos obtenidos por republicanos, neoconvergentes y Front Republicá es de un millón y medio.

El PSC vuelve a acariciar el millón de votos

Los socialistas, por su parte, han recuperado más 300.000 votos de los perdidos en las dos convocatorias anteriores para situarse rozando el millón de papeletas. De hecho, los socialistas han ganado más votos que ERC, aunque en el cómputo global los republicanos les superan en número de votos y escaños, puesto que la ley electoral penaliza Barcelona frente a las otras tres provincias catalanas.

En este caso, sin embargo, el trasvase de votos ha sido casi directo de Podemos, que pierde casi 300.000 votos. El PP, por su parte, pierde más de 250.000 que no recupera Vox, que no alcanza los 150.000 votos en Cataluña. Parte del voto perdido por los populares se ha refugiado en Cs, que no ha rentabilizado, sin embargo, ese crecimiento en más escaños respecto a 2016 debido, precisamente, al aumento de la participación de votantes independentistas.

La primera fuerza en comentar estos resultados ha sido JxCat, cuya candidata, Laura Borràs, se ha felicitado por el papel del partido pero, sobre todo, porque Cataluña «ha hecho un gran resultado», ya que «nunca como ahora habrá en Madrid tantos diputados independentistas».

Borrás ha destacado que su resultado «es casi un milagro», argumentando que «las encuestas nos iban a la contra, hemos pulverizado las encuestas». La conclusión, para la candidata independentista, es que «se ha votado a los presos».

Comentar ()