«Lo importante no es que hará ERC con Pedro Sánchez, sino qué hará Sánchez con ERC», ha advertido Gabriel Rufian tras ganar las elecciones generales en Cataluña. El número dos de la candidatura republicana -el uno lo ocupa Oriol Junqueras- ha dejado claro su disposición al diálogo pero también ha advertido al líder socialista contra la tentación de pactar con Cs para aislar a los independentistas. «El PSOE no hace, se le obliga a hacer. El PSOE está obligado a volver a la mesa de negociación con el independentismo», ha señalado el ex diputado catalán, que ha puesto el «referéndum de autodeterminación» como uno de los puntos de esta negociación. «Ahora la pelota está en el tejado de Pedro Sánchez» ha concluido la portavoz del partido, Marta Vilalta. que ha advertido al presidente que «no puede hacer caso omiso al hecho de que un partido independentista ha ganado las generales en Cataluña por primera vez».

«Le pedimos a Pedro Sánchez que escuche el clamor de sus militantes en Ferraz» ha apuntado Rufián, quien ha reconocido que el presidente del Gobierno «fue coherente al no querer investir a Rajoy, le pedimos la misma coherencia con sus militantes que le piden no pactar con Cs y que negocie el conflicto político en Cataluña». No se ha quedado ahí.

El líder republicano ha lanzado una nada sutil advertencia a Sánchez al señalar que «el conflicto en Cataluña ya se ha llevado por delante a gente muy poderosa en este país como Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría» cuya caída ha atribuido a partes iguales a la corrupción y la crisis catalana.

Referéndum y ley de amnistía

El punto de partida para el diálogo lo sitúa ERC en sus tres grandes propuestas de campaña para buscar una salida a la crisis catalana: la creación de una mesa de diálogo con todos los partidos; la negociación de un referéndum de autodeterminación, y una ley de amnistía para todos los procesados del 1-O, desde los juzgados por el Tribunal Supremo a los alcaldes con causas abiertas en Cataluña.

«Nosotros ya planteamos nuestras propuestas», ha asegurado Rufián, que se lamentado que «solo recibimos insultos de la extrema derecha y silencio del PSOE». Mesa de diálogo, referéndum y ley de amnistía. «Estamos abiertos al diálogo y la negociación»

«El resultado interpela a PSOE» ha concluido Rufián, «no se trata de qué hará ERC con Sánchez sino de qué hará PSOE con Cataluña o con ERC». Los republicanos están convencidos de que el mensaje que envían los resultados electorales en Cataluña «al resto de España y al mundo» es claro y «obliga al PSOE a volver a la mesa de negociación y retornar a la política un conflicto político».

Esquerra ha respondido así a la ambigüedad del Pedro Sánchez y a las advertencias de la cabeza de lista socialista por Barcelona, Meritxell Batet, para animar a Esquerra a dar utilidad a sus 15 diputados. Una utilidad, ha advertido, diferente de la de «bloquear» una mayoría de izquierda en el Congreso de los Diputados.

Junqueras, diputado

Los republicanos han confirmado además la voluntad de Oriol Junqueras de hacer efectiva el acta de diputado, aunque han reconocido las incógnitas que se abren tras el resultado electoral del 28-A. «Defenderemos que sus derechos son intocables, han sido avalados por la ciudadanía» ha advertido Marta Vilalta, quien ha dejado claro que «haremos valer esos derechos de los presos para denunciar esta represión desde el corazón de las instituciones y lo haremos en todos los escenarios que podamos».

Cinco de los líderes independentistas procesados por el Tribunal Supremo por su participación en el 1-O se convirtieron ayer en diputados y senadores. Se trata de Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull, electos al Congreso, y Raül Romeva, el senador más votado en Cataluña. Tanto los partidos como sus abogados estudian ahora el trámite a seguir para que los cinco recojan el acta de diputados.