El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha defendido hoy la Creu de Sant Jordi otorgada el pasado martes a Núria de Gispert y ha dejado claro que no piensa comparecer ante el Parlament para dar explicaciones por el galardón. Torra, que hoy ha visitado a Carles Puigdemont en Bruselas para analizar los resultados de JxCat en las elecciones del 28-A, ha tenido que salir al paso de la polémica provocada por Gispert, que celebró la polémica concesión tuiteando de nuevo contra líderes de Cs y el PP, a los que comparó con cerdos.

La ex presidenta del Parlament ha borrado hoy el polémico tuit, «que ha generado tanto lío», asegurando que «nunca he querido llamar cerdos a nadie» y señalando que la composición en el que se asocia a Inés Arrimadas, Juan Carlos Girauta, Dolors Montserrat y Enric Millo con las exportaciones porcinas catalanas «no era mía». Arrimadas, sin embargo, ha reproducido el tuit de la polémica.

Torra ha considerado que la polémica está zanjada después de que De Gispert borrara el polémico tuit y ha argumentado que la Creu de Sant Jordi «se otorga por toda una trayectoria». Por ello, ha dejado claro que no piensa comparecer ante el Parlament para explicarse, como ha reclamado hoy Cs, no retirar el galardón a la dirigente de Democratas, escisión de Unió coaligada ahora con ERC y JxCat. El Govern tampoco piensa retirar el galardón a la polémica ex presidenta del Parlament, como reclama el PSC en una proposición no de ley que el Parlament votara en dos semanas.

Retirada del galardón

El PSC ha registrado una proposición en el Parlament para retirar la Creu de Sant Jordi concedida el martes a la ex presidenta de la cámara Núria de Gispert. Los socialistas recuerdan que Gispert fue reprobada por el Parlament por sus comentarios vejatorios hacia rivales políticos que «se han seguido produciendo, no sólo tras reprobación, sino incluso tras la concesión del mencionado galardón» los socialistas llevarán al Pleno la decisión del Govern de Quim Torra. El PSC se refiere al último tuit de la ex líder democristiana, actualmente encuadrada en las filas de Esquerra por su alianza con Democratas, en el que Núria de Gispert se felicita por el «aumento de las exportaciones porcinas» mencionando a dirigentes de Cs y el PP que han dejado Cataluña.

Unas afirmaciones que ya han sido contestadas en la misma red por Inés Arrimadas. La líder de Cs en Cataluña ha lamentado que «a esta persona, el Govern separatista le ha concedido la Cruz de Sant Jordi. Puro delirio separatista». También el líder del PSC, Miquel Iceta, ha lamentado la actuación de la ex presidenta del Parlament: «no se puede otorgar la Creu de Sant Jordi a un antiguo cargo institucional que se empeña en insultar a sus adversarios políticos».

De hecho, el último tuit de Gispert ha vuelto a colocarla en el centro de la polémica, como ejemplo según muchos usuarios de la red social de la «derecha xenófoba catalana». Aunque también ha recibido numerosos apoyos de usuarios independentistas, que la animan a seguir atacando a los líderes de Ciudadanos.

Los socialistas recuerdan que este galardón «es uno de los máximos reconocimientos que puede recibir una persona por parte de la Generalitat», una distinción creada en 1981 para «distinguir a las personas que por sus méritos, han prestado servicios destacados a Cataluña» y señalan en su proposición que De Gispert fue objeto de la reprobación del Parlament «por sus reiterados comentarios públicos, vejatorios y excluyentes contra determinados diputados del Parlament de Catalunya que representan no sólo a 1.100.000 votantes, sino también al conjunto de la sociedad catalana».

Polémicas con Cs

Cs se ha convertido en el último año en el blanco predilecto de la ex presidenta del Parlament y ex consejera de Justicia de la Generalitat con Jordi Pujol. Los más sonados: el que pedía a Inés Arrimadas que volviera a su Cádiz natal, y el tuit en el que reveló el colegio en el que está escolarizada la hija de Albert Rivera, que vive en Barcelona con su madre.

Tras conocerse la concesión del máximo galardón otorgado por la Generalitat, De Gispert se enzarzó ya el martes en una nueva discusión con Arrimadas en twitter a cuenta de sus actuaciones anteriores.

De Gispert «llamó directamente cerdos a los que no piensan como ellos» ha lamentado el diputado de Cs Nacho Martín Blanco. «Desde un punto de vista democrático esto ya es anómalo; que encima de que tenemos a una ex presidenta del Parlament que dice estos disparates Torra la premie es la imagen misma de la degradación institucional».

Por ello, Martín ha reclamado la comparecencia de Quim Torra ante el Pleno del Parlament para que explique «por qué quiere degradar de este modo las instituciones de Cataluña», concluyendo que «la imagen de Torra dando un premio a Gispert es la quintaesencia de la degradación institucional».

La imagen de Torra dando un premio a Gispert es la quintaesencia de la degradación institucional» advierte Cs

El diputado naranja ha denunciado además el reportaje emitido por TV3 sobre la vida de los familiares de los candidatos independentistas en situación de prisión preventiva, que ha sido censurado por la Junta Electoral Central (JEC), y lo ha presentado como un ejemplo más de la patrimonialización de las instituciones públicas por parte del independentismo.

«En TV3 presentan realidad tergiversada, mostrando a Cataluña como comunidad oprimida» ha lamentado Martín Blanco. Ha recordado además que la JEC ya les ha dado la razón entres ocasiones sobre la falta de neutralidad informativa de la televisión pública catalana: con la cobertura y retransmisión en directo de toda la manifestacion independentista en Madrid, por la retransmisión de una rueda de prensa de Oriol Junqueras desde Soto del Real, y ahora con el reportaje de los familiares de los presos.