España limitará las actividades políticas de Leopoldo López, refugiado como «huésped» en la embajada en Caracas (Venezuela) tras su puesta en libertad.

Así lo ha puesto de manifiesto Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, durante su visita al Líbano: «España no va a permitir que su embajada se convierta en un centro de activismo político».

Borrell recordó que López tuvo este jueves encuentros con la prensa en la embajada y recalcó que «a partir de ahora esto será regulado».

El ministro puntualizó que, en función al derecho internacional, la figura de «huésped o acogido» en la embajada «naturalmente» implica una limitación en su actividad política, informa Efe.

«Tenemos la confianza de que, en estas condiciones, Venezuela va a respetar naturalmente la inmunidad del territorio de la embajada de España», agregó

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció este jueves que «no tiene intención» de entregar a Leopoldo López tras la orden de un tribunal venezolano para detener al líder opositor refugiado en la embajada de España en Caracas.

Por su parte, la Unión Europea se mantiene cauta sobre la decisión de España de hospedar en la residencia de su embajador en Caracas al líder opositor Leopoldo López, porque no comenta decisiones nacionales, pero ha recordado al régimen de Nicolás Maduro que debe respetar la inmunidad diplomática de la legación.

«Es una decisión nacional de España, pero puedo subrayar la importancia del respeto de la inmunidad diplomática en todos los casos», ha indicado en rueda de prensa una portavoz de la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, informa Europa Press.