La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha abandonado este domingo un acto que se celebraba en el campo de concentración de Mauthausen en homenaje a las víctimas españolas del Holocausto nazi, después de que la Generalitat tratase de utilizarlo para hacer propaganda independentista.

El desplante se ha producido cuando la directora general de Memoria Democrática de la Generalitat, Gemma Domènech, ha desviado su discurso de recuerdo a las víctimas del nazismo para comenzar a hablar de los «presos políticos» que permanecen en prisión preventiva mientras se resuelve el juicio al procés independentista que culminó con la Declaración Unilateral de Independencia de Cataluña el 27 de octubre de 2017.

Domènech ha tratado de hilar el tema al recordar que la placa ante la que hablaban fue inaugurada años antes por el entonces consejero de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raúl Romeva. En ese momento, la ministra de Justicia Dolores Delgado ha abandonado el lugar.

Delgado ha regresado minutos después, una vez finalizado el discurso de Domènech, para colocar un ramo de flores ante una de las placas que recuerdan el exterminio de exiliados en el campo de Mauthausen. «Esto es por todos los españoles», ha dicho la ministra mientras colocaba el ramo, y antes de colocar otro ante la placa de la Generalitat.