Política

Casado busca portavoz parlamentario y descarta a Cayetana Álvarez de Toledo

Cae el nombre de Álvarez de Toledo, hay dudas en torno al de Pastor, toma impulso el de Belén Hoyo y Marta González mientras que para el Senado destaca el de Rafa Hernando

logo
Casado busca portavoz parlamentario y descarta a Cayetana Álvarez de Toledo
La diputada Belén Hoyo, cuyo nombre suena para la portavocía del Congreso, junto a Pablo Casado

La diputada Belén Hoyo, cuyo nombre suena para la portavocía del Congreso, junto a Pablo Casado EFE

Resumen:

Un portavoz o, más probablemente, una portavoz con perfil centrista, con capacidad para coordinar las distintas portavocías parlamentarias y negociar con el resto de los Grupos y, todo ello, con el aval de Alberto Núñez Feijóo. Este es el «retrato robot» y las condiciones que debe cumplir quien se encargue del día a día del Grupo en el Congreso de los Diputados aunque sea Pablo Casado el protagonista de los grandes debates y de la sesión de control al presidente del Gobierno, según opinión de amplios sectores del partido y de buena parte de los parlamentarios que han conseguido salir elegidos.

Que tenga un perfil moderado además del visto bueno del presidente de la Xunta va de suyo tras el «giro al centro» que ha dado Casado en respuesta al «desastre electoral» del 28-A, tal y como el líder del PP lo ha calificado. Que Casado «contará con Feijóo» a la hora de elegir portavoz, es algo que dan por hecho los populares gallegos, los que mejor aguantaron la debacle, los que más signos de fortaleza dieron.

Pastor «no quiso participar en ningún debate electoral»

Además, que el primer acto del líder popular tras las elecciones fuera ir a Galicia a ofrecer un foto de unidad del partido, dice mucho de la fuerza de este barón territorial, que hizo una dura autocrítica sobre el modo en que se había desarrollado la campaña, y estrategia y la confección de las listas, donde «se cortaron muchas cabezas con malos modos», dicen los mismos medios consultados.

Ese perfil lo da de sobra la ex  ministra de Sanidad y ex presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, pero desde Galicia recuerdan que «no quiso participar en ningún debate electoral» y creen que por su acentuado perfil institucional quizá no sea la más adecuada para la refriega política, teniendo, como tiene, una alta consideración dentro del partido.

A Álvarez de Toledo se le atribuye un perfil «muy duro» en tiempos de giro al centro

Quien parece haber perdido cualquier posibilidad a pesar de se le reconoce una excelente preparación y oratoria es Cayetana Álvarez de Toledo. Primero, se le considera del «sector duro» poco acorde con la vuelta al centro político; segundo, fuentes parlamentarias ponen el acento en que quizá «no sea la mejor para coordinar equipos y llegar a acuerdos. Cayetana tiene otras virtudes, es brillante, pero ser portavoz no es sólo subir a la tribuna de oradores» y, tercero, sacó unos malísimos resultados electorales en Cataluña donde desde el principio no lo tuvo nada fácil.

Todas las fuentes consultadas la dan por descartada. Otro nombre que surge es el de la gallega Marta González, que también aguantó muy bien en su territorio, La Coruña. El problema es que es vicesecretaria de Comunicación y portavoz del PP, aunque no ejerce mucho la portavocía. Si se vuelven los ojos hacia nombres de mujer es en muy buena medida por los motivos que llevaron a la destitución, en su momento, de Rafael Hernando.

Todos dan por seguro portavoz en el Senado a Rafa Hernando

Recuerdan otras fuentes parlamentarias que la razón esgrimida entonces era el deseo de poner a una mujer para el Congreso al objeto de evitar una «foto muy masculina» con Pablo Casado, Teodoro García Egea, Javier Maroto, Ignacio Cosidó y Esteban González Pons. Entonces eligió a Dolors Montserrat cuyo nombre se barajó también para la secretaría general.

Bien es cierto que podrían optar por una portavoz en el Senado una vez se proceda a la destitución de Ignacio Cosidó, tal y como adelantó El Independiente, pero, en principio, parece que es Hernando el que tiene todas las papeletas de ser la voz de los senadores populares, al menos, es el que más adhesiones cosecha en la Cámara Alta, según ha confirmado este medio.

Si Casado optara en el Congreso por un hombre, surge el del ex ministro de Justicia Rafael Catalá, aunque hay quien apuesta por «un perfil nuevo de la generación de Casado», esto es, en torno a los cuarenta años en una dirección de grupos y portavocías de comisión que mezclen «experiencia y juventud», esto es, apostar por un «cambio radical» a través de un equipo que se vaya fogueando durante la legislatura. Ahí está  la valenciana Belén Hoyo, que apoyó a Casado en las primarias populares desde el primer momento y fue nombrada portavoz adjunta en el Congreso.

No se descarta un perfil nuevo, de la generación de Casado, como Belén Hoyo

Las mesas del Congreso y del Senado se deben constituir el día 21, según marca el decreto de convocatoria de las elecciones del 28-A. En puridad, Casado tiene una semana más para terminar de diseñar sus Grupos y, de hecho, fuentes de Génova indican que esperarán a que pasen los comicios del domingo 26 antes de hacer los nombramientos parlamentarios. En cambio, las distintas fuentes parlamentarias del PP consultadas creen que para la constitución de las Cámaras deben estar nombrados  al  menos, «los portavoces y secretarios» de los grupos «y dejar para luego el resto del consejo de dirección».

«Reducción brutal de capital humano»

Son conscientes que con el descenso electoral se limita mucho el margen de maniobra. El consejo de dirección de los grupos, ahora formado por entre 10 y 11 personas, «habrá que reducirlo al mínimo», admite un senador electo. Un futuro diputado habla de «una reducción brutal de capital humano» y, con ella, hay que nombrar a miembros de las Mesas, portavoces y portavoces adjuntos y de comisión, además de presidentes de las mismas, las muchas o pocas que le toquen al PP. En definitiva, una ingente tarea a afrontar con unos grupos muy mermados.