Las defensas de los acusados en el juicio del «procés» Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull han presentado esta mañana un escrito en el Tribunal Supremo solicitando que se revoque su prisión provisional y les ponga en libertad provisional para poder ejercer como diputados. Así lo reclaman los abogados de los cinco acusados en el juicio del «procés» que resultaron elegidos en las pasadas elecciones del 28 de abril, y a pocos días de que el 21 de mayo se constituyan las Cortes.

En concreto, el escrito de la defensa de Sánchez, Turull y Rull pide el Supremo que solicite el suplicatorio de sus defendidos al Congreso de los Diputados y que alce la medida cautelar de prisión provisional que pesa sobre sus defendidos que ya son parlamentarios electos. En el mismo sentido, se argumenta en el otro documento presentado al Supremo por la defensa de Junqueras y Romeva, que fueron elegidos como diputado y senador, respectivamente.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

 

El Tribunal Supremo ya rechazó el pasado mes de abril dejarlos en libertad ante la proximidad de la campaña electoral. Tal y como adelantó El Independiente, el Alto Tribunal decidió  por unanimidad  mantener la medida de la prisión sin fianza para los líderes del ‘procés’ debido al riesgo de fuga y de reiteración delictiva. La Sala, en sintonía con el Ministerio Fiscal, entiendió que en aras de asegurar el normal desarrollo del juicio que se celebra desde el pasado mes de febrero en el Salón de Plenos del Supremo no cabía decretar en estos momentos la libertad de los acusados.

En el auto,  el tribunal explicaba que el juicio oral estaba en pleno desarrollo, con un número muy importante de sesiones celebradas por lo que “la desatención al llamamiento judicial para la continuación de las sesiones del plenario, introduciría una importante disfunción, frustrando el sentido de toda  medida cautelar privativa de libertad, que se orienta, precisamente, a asegurar la presencia del procesado durante el desarrollo del juicio oral”.