El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, ha denunciado que la causa seguida contra él es fruto de un complot ejecutado por el excomisario José Villarejo e impulsado por el anterior presidente del BBVA, Francisco González, ya que estaba ganando casos judiciales contra cláusulas bancarias abusivas.

En rueda de prensa Luis Pineda y sus abogados, Miguel Durán y Luis de las Heras, han informado de que han presentado ante el juez Manuel García Castellón, que investiga la supuesta trama delictiva de Villarejo, una denuncia contra el excomisario y González como presuntos autores de los delitos de cohecho y organización criminal.

Según Pineda, BBVA pagó seis millones a Villarejo para que provocara su detención y la ‘destrucción’ de Ausbanc

A juicio de Pineda, el BBVA pagó seis millones de euros a Villarejo para que provocara su detención y su encarcelamiento así como la “destrucción” de Ausbanc (Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios) a raíz de que la organización que preside ganara ante los tribunales causas judiciales para anular cláusulas bancarias abusivas.

Tres años en prisión provisional

Luis Pineda ha comparecido este martes ante los medios tras haber quedado el pasado 16 de abril en libertad bajo fianza de 200.000 euros después de tres años en prisión provisional y ante el juicio que se celebrará a partir del próximo 23 de septiembre en la Audiencia Nacional.

La causa se sigue contra él, contra el secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad, y otras ocho personas por integrar supuestamente una trama de extorsión para retirar acusaciones, como la dirigida contra la infanta Cristina en el caso Nóos, y presionar a bancos.

Pineda ha asegurado que son falsas las acusaciones de la Fiscalía, que pide en sus conclusiones provisionales 118 años y cinco meses de prisión para él, casi 25 años para Bernad y cerca de 12 para la abogada que acusó a la infanta Cristina en el caso Nóos, Virginia López Negrete.

Sobre la infanta: ‘No tengo nada que ver’

En relación con el caso Nóos, Pineda ha asegurado: “Nunca he pedido dinero a nadie en relación con el tema de la infanta y no tengo nada que ver con ese tema”. Pineda, que ha mostrado su convencimiento de que fue objeto de escuchas ilegales y de seguimientos, ha denunciado un complot ante el juez Manuel García Castellón, al que le ha pedido estar personado como acusación en la causa seguida por el supuesto entramado delictivo de Villarejo.

Sus letrados han adelantado que pedirán que Francisco González y José Villarejo declaren como testigos en el juicio que comenzará el 23 de septiembre.

“Nos encontramos ante una serie de acusaciones totalmente falsas e infundadas promovidas por BBVA, seguidas por el Ministerio Público y por la acción popular ejercitada por Podemos con el único propósito en el caso de la entidad financiera de neutralizar a Pineda y sus acciones judiciales en favor de los miles y miles de perjudicados por dicho banco y el caso de la formación política con una considerable dosis de oportunismo”, han dicho.

Miguel Durán ha destacado que “si por algo se ha distinguido Pineda ha sido por resultar pionero en la defensa de los consumidores frente a distintas entidades bancarias”.

“Fruto de ello el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una sentencia por la que centenares de miles de ciudadanos han visto cómo sus cláusulas suelo no se quedaban reducidas por la irretroactividad que sentenció inadecuadamente el Tribunal Supremo hasta el 9 de mayo de 2013”, ha añadido. “Yo era Papá Noel” para los usuarios de los bancos perjudicados por cláusulas abusivas, ha apostillado Luis Pineda.

Durán ha adelantado que Pineda ejercerá todas las acciones pertinentes “como perjudicado por las ilícitas acciones promovidas por el BBVA, significativamente por su anterior presidente, Francisco González, a través del excomisarrio Villarejo”.

“Tenemos el total convencimiento de que no habrán sido pocos los ilícitos comportamientos que se habrán desarrollado también contra Pineda con ocasión de escuchas ilegales y de otras acciones de corte similar”, ha concluido el letrado.