El ex ministro de Justicia Rafael Catalá deja su escaño en el Congreso para dedicarse a la abogacía y a la fundación del Atlético, según ha podido saber El Independiente. El que fuera cabeza de lista de Cuenca por el PP en las últimas elecciones generales, mantuvo una conversación con su jefe de filas, Pablo Casado, poco después del 28-A en la que acordaron que no se haría pública su marcha hasta que pasaran todas las convocatorias ante las urnas, para no perjudicar las opciones de su partido ni dar una idea de descomposición después de otros anuncios como el del economista Daniel Lacalle, que fue en la lista de Madrid y no llegó a coger su acta de diputado.

El 26 de noviembre del año pasado se le autorizó entrar en calidad de senior en el despacho Herbert Smith Freehills Spain. Ese mismo día también recibió el plácet para ser patrono de la Fundación del Atlético de Madrid. Ambas autorizaciones eran necesarias en calidad de ex ministro de Justicia y por si incurría en alguna incompatibilidad. En su entorno, no descartan «alguna cosa más que vaya surgiendo» aunque desde Génova puntualizan que el ex ministro, -que militó en las fichas del «cospedalismo» durante las primarias populares para pasara apoyar luego a Casado- continuará como secretario de Justicia en el partido.

En sustitución de Catalá entrará en el Congreso de los Diputados la ex alcaldesa de Tarancón (Cuenca) María Jesús Bonilla.