Política

Ciudadanos, abierto a pactar con el PSOE en Castilla y León: "Es el fin de una era"

Francisco Igea avisa a través de una carta en Facebook que "habrá cambios" en la comunidad y que es el momento de "duras negociaciones", abriendo la puerta a un pacto con Luis Tudanca que pondría punto y final a 32 años de hegemonía popular

logo
Ciudadanos, abierto a pactar con el PSOE en Castilla y León: "Es el fin de una era"
El candidato a presidir Castilla y León por Ciudadanos, Francisco Igea.

El candidato a presidir Castilla y León por Ciudadanos, Francisco Igea. EFE

Resumen:

Llegan las corrientes a Ciudadanos. El candidato de la formación a la presidencia de Castilla y León, Francisco Igea, no ha esperado a que se pronuncie el Comité Nacional de Negociación de Gobiernos, que mantiene su primera sesión en la sede naranja de Madrid este martes para dar los primeros pasos en su política de pactos, y ya ha dado su propia interpretación de lo que pasará en la región tras los resultados electorales: es «el fin de una era» en Castilla y León que traerá «cambio».

A través de una carta abierta publicada en Facebook, el ‘barón díscolo’ de Ciudadanos ha expresado, sin mencionar explícitamente al PSOE de Luis Tudanca, que «queremos que las cosas cambien», algo para lo que ha apelado a la «responsabilidad de Ciudadanos» para afrontar unas «negociaciones duras» que podrían poner punto y final a la hegemonía popular en Castilla y León, que acumula 32 años de ininterrumpido Gobierno.

A diferencia de la fórmula seguida a nivel nacional, Francisco Igea sí tiene claro lo que pasará en la comunidad con Vox: posibilidad nula de llegar a acuerdos. En el escrito, el líder naranja asegura que su formación permanecerá alejada de «cualquier tentación extremista» negando, por tanto, la posibilidad de sentarse a negociar con los de Santiago Abascal, y reitera que el rumbo que tomará Ciudadanos en la comunidad será la del «cambio y la moderación».

De hecho, Igea arremete duramente contra el «populismo a izquierda y a derecha» y asemeja a Podemos y a Vox, de los que dice «no representan nada más allá de sus solitarios escaños». Esta posición del barón naranja daría aún más alas a un posible viraje hacia la izquierda, alejando toda pretensión de incluir a Vox en un posible gobierno de centro-derecha.

El miembro de la Ejecutiva se rebeló contra la elección de la ex popular, Silvia Clemente, con la que competía para liderar la candidatura naranja en Castilla y León. Tras vencer esta en las primeras, Igea denunció presuntas irregularidades durante la votación, unas sospechas que contaron con el beneplácito de la Comisión de Garantías por encontrar indicios de pucherazo en las papeletas, lo que le auparon como líder de Ciudadanos en la región y, ahora, como llave para la formación de Gobierno tanto a derecha como a izquierda.