«Adriana Lastra nos ha informado de que no hay alternativa al Gobierno de Pedro Sánchez y nos pide que no bloqueemos esta investidura». Así se expresaba la portavoz de Junts per Catalunya, Laura Borràs, tras reunirse con la portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, en el marco de la ronda de contactos para la formación de Gobierno. La diputada catalana ha ratificado su ‘no’ a Sánchez y ha puesto dos condiciones sobre la mesa para cambiar su postura: abrir una mesa de diálogo sobre la autodeterminación catalana y revocar la suspensión de los diputados catalanes en prisión preventiva. JxCat y PSOE se han emplazado a continuar las negociaciones, aunque no han concretado plazos.

«Nuestra posición es la que ha sido siempre, estamos donde estábamos», ha expresado Borràs en la comparecencia posterior en el Parlamento, donde ha recordado que «no vamos a dar un cheque en blanco» a la investidura del candidato socialista y ha afeado al PSOE que «quien quiera gobernar no puede hacer oídos sordos» a la situación catalana. En este sentido, ha reclamado «revertir la «suspensión y vulneración de los derechos de nuestros compañeros diputados» Jordi Cuixart, Josep Rull y Jordi Turull. Además de este punto, reclaman una mesa de diálogo, donde «necesitamos que haya alguien al otro lado».

Borràs ha confirmado que Lastra le ha pedido «que no bloqueen la investidura» en un «terreno genérico» pero sin pedir abiertamente la abstención. La dirigente también ha hecho referencia al alegato político que hicieron los acusados en la sesión final del juicio del procés este miércoles. «Como decían nuestros compañeros en su alegato, esto es un conflicto político y quien dirija el Estado español no puede hacer oídos sordos y hay que resolverlo políticamente».

«Hasta ahora lo que hemos obtenido es una negativa permanente y una vulneración de derechos, de recorte de derechos fundamentales de nuestros diputados»; ha defendido la portavoz ex convergente, en referencia a los diputados presos que fueron suspendidos de sus funciones como parlamentarios, de los que tres son de JxCat. Sobre este punto, ha expresado su ánimo de «poder votar homogéneamente como grupo, pero hay tres votos que si se mantienen las circunstancias actuales van a ser tres abstenciones». «No se dan las circunstancias para votar la investidura de Pedro Sánchez».