Un total de 76 eurodiputados de los 751 que conforman el Parlamento Europeo han dado apoyo a la carta de queja elaborada por Esquerra por la negativa del Tribunal Supremo a permitir la acreditación de Oriol Junqueras como eurodiputado, y de la Junta Electoral Central a aceptar los poderes notariales esgrimidos por Gonzalo Boye para acreditar a Carles Puigdemont y Toni Comín. Un 10% de los miembros de la cámara entre los que se encuentran los electos de JxCat y ERC -incluidos ex eurodiputados como Josep Maria Terricabras o Ramon Tremosa, que no han sido reelegidos el 26M- además de socios habituales de los independentistas catalanes.

Así, han firmado la misiva Pernando Barrena (Bildu), Izaskun Bilbao (PNV) o Maria Dolores Sánchez Caldentey (Podemos), además el esloveno Ivo Vajgl o el francés José Bové, o representantes de los nacionalistas escoceses e irlandeses.

La misiva asegura que «las decisiones adoptadas por las autoridades españoles» impidiendo a los nuevos electos formalizar su acreditación como eurodiputados y asistir a la sesión constitutiva del 2 de julio «son una clara violación de sus derechos políticos, así como de los más de dos millones de ciudadanos europeos que les han votado».

Los firmantes consideran probado además que los impedimentos impuestos a Junqueras, Puigdemont y Comín buscan evitar que puedan acceder a la inmunidad garantizada por la condición de eurodiputados y, «al mismo tiempo, evitar cualquier debate en el Parlamento Europeo que pueda poner en cuestión el proceso judicial contra los líderes independentistas».

La carta se ha dirigido a la Mesa del Parlamento Europeo para denunciar la supuesta vulneración de derechos fundamentales que implica el hecho de que Junqueras, Puigdemont y Comín no hayan podido recoger su acta de eurodiputados, tal como ha denunciado la número dos por Esquerra, Diana Riba.

Veto a Puigdemont

La Mesa del Parlamento Europeo debe reunirse esta tarde con otra patata caliente catalana sobre la mesa. Algunos de sus miembros han pedido explicaciones sobre el veto decidido por el presidente de la cámara, el popular Antonio Tajani, a que Puigdemont y Comín accedieran a las credenciales provisionales como eurodiputados sin haber hecho los trámites pertinentes ante la Junta Electoral.