Con el juicio del procés visto para sentencia, los líderes independentistas en prisión preventiva regresan a Cataluña. Oriol Junqueras, Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Cuixart ya están siendo trasladados desde Soto del Real hasta la prisión de Lledoners, en la que permanecieron durante meses antes del inicio de las vistas en el Tribunal Supremo.

El traslado, que se ha iniciado este lunes, será largo y culminará el miércoles. De hecho, los siete presos independentistas harán dos escalas, con sus respectivas noches en prisión. Este lunes serán trasladados desde Soto del Real hasta la prisión de Valdemoro, también en Madrid.

Ya mañana, los presos continuarán su viaje entre Valdemoro y la prisión de Zuera, en Zaragoza. El miércoles acometerán desde allí el último tramo del traslado hasta Lledoners.

Su traslado a cárceles catalanas ha sido autorizado por el Tribunal Supremo, que actualmente ya delibera sobre la sentencia del juicio, que se espera para después de verano. La Fiscalía ha mantenido su petición de penas de hasta 25 años por delitos de rebelión, mientras que la Abogacía del Estado ha fijado su petición de penas por sedición.

Carme Forcadell y Dolors Bassa, juzgadas en la misma causa, también serán trasladadas esta semana, aunque su reubicación será más sencilla. Según ha informado Naciò Digital, viajarán el miércoles directamente desde Alcalá-Meco hasta la prisión de Mas d’Enric, cerca de Tarragona.