España | País Vasco | Política

Vitoria retira carteles gigantes del asesino de Fernando Buesa tras dos días expuestos

Los paneles de uno de los autores del crimen del ex consejero y su escolta, y de los de otros presos de la banda habían aparecido durante las fiestas del barrio de Judimendi.

Paneles gigantes de los cuatro etarras presos.

Paneles gigantes de los cuatro etarras presos.

El Ayuntamiento de Vitoria, gobernado por el PNV en coalición con el PSE, ha retirado hoy diversos carteles y pancartas de grandes dimensiones con la imagen dibujada de varios presos de ETA aparecidos este fin de semana en el barrio Judimendi de la capital alavesa. La medida, llevada a cabo hoy por los servicios de limpieza del Consistorio, se produce después de la queja de un ciudadano que contempló cómo permanecían durante todo el fin de semana paneles de grandes dimensiones con el rostro, de entre otros terroristas, de Diego Ugarte, condenado por el asesinato del ex consejero de Educación socialistas con el Gobierno vasco, Fernando Buesa, y su escolta, Jorge Díez, el 22 de febrero de 2000. Ugarte también cumple condena por la colocación de un coche bomba contra quien fuera diputado general de Alava, Ramon Rabanera.

El alcalde, Gorka Urtaran, ha asegurado que la exhibición de carteles de presos de ETA es «intolerable». El consistorio ha afirmado en una nota que se ha actuado «al igual que se hace siempre ante este tipo de actuaciones». El ciudadano que denunció los hechos fue un joven que había acudido al área festiva, donde se habían instalado varias txosnas o casetas festivas, así como un escenario de conciertos. Tras solicitar a la Policía Municipal que actuara, ésta le comunicó que no podía hacer nada y que pusiera los hechos en conocimiento del Ayuntamiento si lo consideraba pertinente. Según ha podido saber El Independiente, esta mañana formalizó su queja ante la oficina de atención ciudadana y tras lo cual el Consistorio ha actuado y retirado los carteles.

Los paneles con los rostros de los etarras han permanecido todo el fin de semana en el recinto festivo

Durante el fin de semana al menos cuatro paneles de grandes dimensiones en los que se reproducía la imagen de hasta cuatro presos de ETA han permanecido expuestos en una de las explanadas donde se ha llevado a cabo algunos de los actos de las fiestas de San Juan y en la que la presencia de jóvenes y de niños ha sido importante en los ultimos días. Junto a ellos, dispersos por el barrio también habían aparecido carteles pegados en las paredes así como pancartas colgadas en diversas calles y en las que se reclamaba el regreso a Judimendi de todos ellos.

«Es inaceptable»

La hija de Fernando Buesa ha agradecido  «de corazón» a quienes han denunciado los hechos «y os sentís interpelados y os acordáis de nosotros, gracias por vuestra sensibilidad y vuestra implicación». Por su parte la Fundación Fernando Buesa ha denunciado los hechos a través de las redes sociales. Ha recordado que «un año más» se ha vuelto a «ensalzar la trayectoria de los terroristas de ETA» en este barrio vitoriano: «Nunca nos cansaremos de repetir que es inaceptable».

Esta no es la primera ocasión en la que se exhiben carteles de presos de ETA en este barrio de la capital alavesa. El año pasado la asociacion de vecinos del barrio fue sancionada a devolver la subvención recibida por el Ayuntamiento para la elaboración de su revista tras haber incluido en el programa de fiestas de San Juan el perfil de tres de los presos de Judimendi -a los que también se hacía referencia en los paneles aparecidos este fin de semana- y en los que se ensalzaba su trayectoria, sin en ningún caso hacer referencia a su pertenencia a ETA.

La Fundación Fernando Buesa ha denunciado lo ocurrido, «es inaceptable ensalzar a terroristas»

Los tres perfiles correspondían al asesino de Buesa y Diez y al preso de ETA, Xabier Agirre, de quien se subrayaba su compromiso «con multitud de luchas» y que «se vio obligado a huir». De Roberto Lebrero, condenado por la colocación de una bomba en la discoteca ‘Universal’ de Lakuntza (Navarra), se apuntaba que se vio «forzado» a abandonar sus estudios con 22 años para «huir». Fue detenido en 2001.

Ademas, inicialmente el programa de fiestas del barrio había previsto un acto de homenaje a los presos de la banda Xabier Agirre y Roberto Lebrero y que finalmente fue suspendido. La sanción impuesta por el ayuntamiento respondía a una consideracion de falta de respeto hacia las víctimas del terrorismo.

Comentar ()