Política

"Nos daban lo más pijo": El PP ofreció a Vox vías públicas, jardines y el Club de Campo

En Vox ha creado un profundo disgusto "la imagen de que nos peleábamos por los cargos"

Iván Espinosa de los Monteros durante su comparecencia de hoy en el Congreso

Iván Espinosa de los Monteros durante su comparecencia de hoy en el Congreso EFE

La formación de Santiago Abascal decidió desistir de sus intentos por entrar en el Gobierno del ayuntamiento madrileño, primero, «porque nos llevaron a donde no queríamos» esto es, que «pareciera que nos estábamos pegando por los puestos» y, segundo, porque lo ofrecido no sólo les parecieron casi migajas, sino «lo más pijo de todo», según confiesa a El Independiente un alto dirigente de Vox.

¿Y qué era eso tan «pijo» que el PP puso sobre la mesa?, pues una concejalía delegada de vías públicas y jardines, que no es una competencia menor en un ayuntamiento de las dimensiones de Madrid. También la junta de distrito de Salamanca, una de las de mayor poder adquisitivo de la ciudad y, para terminar, el afamado Club de Campo, organismo municipal de acceso restringido para la élite política y económica. En definitiva, «decidimos que no nos compensaba» y este lunes por la tarde, en una reunión de su ejecutiva, decidieron anunciar que cejan en su empeño de entrar en el gobierno de ningún ayuntamiento y y se reservan hacerlo en el de las Comunidades, entre ellas Madrid.

El Club de Campo es una sociedad anónima mixta, en la que el ayuntamiento controla el 51 por ciento de las acciones. El actual presidente de este club deportivo y social es Luis Cueto Álvarez de Sotomayor y son vocales de consejo de administración los que eran concejales de Más Madrid como Inés Sabanés y Jorge García Castaño. Al arranque de la legislatura de la ya ex alcaldesa Manuela Carmena se llegó a plantear instalar una granja y un parque público, además de abrirla al conjunto de la sociedad madrileña, lo que creó una enorme polvadera.

Génova insiste en cumplir el acuerdo y ofrecer cargos intermedios «que también son gobierno»

En Vox creó un profundo disgusto «la imagen de que nos peleábamos por los cargos» despúes de que la formación de Abascal interpretara que lo de las «concejalías de gobierno» -que aparecían en el pacto secreto que firmaron el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el candidato de Vox a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega- suponía entrar en la Junta de gobierno frente a la interpretación que hacía el PP.

Génova insiste, sin embargo, en que ellos siguen dispuestos a «cumplir el acuerdo», cuya literalidad se conoció ayer a través de Vox, y que tener concejalías delegadas o juntas de distrito es formar parte del ejecutivo municipal. En este sentido arguyen que «un secretario de Estado es Gobierno aunque no se siente en el Consejo de Ministros». Creen que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, todavía puede llegar a un acuerdo que satisfaga a Vox, que ha decidido quedarse en la oposición.

 

Te puede interesar

Comentar ()