Política

Moncloa acusa a la Generalitat de "hacer política" con el incendio de Tarragona

Quim Torra charla con un oficial del Ejército de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Quim Torra charla con un oficial del Ejército de la Unidad Militar de Emergencias (UME). EFE

La portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, ha censurado este viernes tras el consejo de Ministros la actitud de la Generalitat de Cataluña respecto al incendio que ya ha arrasado más de 7.000 hectáreas en la provincia de Tarragona. Celáa se ha referido a las palabras del consejero de Interior Miquel Buch, que agradeció la ayuda del Estado en las tareas de extinción como la de «un país vecino».

«No se puede hacer política con un incendio», ha reprochado la portavoz del Ejecutivo, visiblemente molesta con las palabras de Buch. Celáa ha subrayado que en la lucha contra las llamas «el ejército español está trabajando codo con codo con los servicios de la Generalitat para apagar un incendio que se da en el territorio catalán y español».

La Unidad Militar de Emergencias (UME) envió ayer desde Valencia otro centenar de efectivos que se suman a los 120 procedentes de Zaragoza que llegaron horas antes, con lo que se elevan a 220 los militares desplazados a Tarragona para ayudar en la extinción del fuego de la Ribera d’Ebre.

Según informó la Delegación del Gobierno en Cataluña, con la incorporación a las labores de extinción de esta sección a lo largo del día de hoy la UME dispondrá de 12 autobombas, 3 vehículos nodriza, un helicóptero Cougar y dos bulldozer. La noche anterior ya habían llegado a la comarca tarraconense los efectivos de la UME de Zaragoza, que desplazó a 120 militares, seis autobombas, dos camiones nodriza y un bulldozer.

Además están interviniendo en la extinción del incendio, que ha afectado ya a más de 7.000 hectáreas, diversos medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Quim Torra saluda a la UME

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido que se extreme la prudencia y la prevención, ya que este viernes es un día «extremo, el más crítico de la ola de calor», y ha justificado la decisión de cerrar parques naturales y prohibir la siega para evitar más incendios como el de Ribera d’Ebre.

En declaraciones a los periodistas desde Vinebre (Tarragona), donde se ha instalado el centro de mando del dispositivo para apagar el incendio de Ribera, que sigue sin control tras afectar a unas 6.000 hectáreas, Torra ha pedido que se confíe en los Bomberos: «Estamos en manos de los mejores profesionales que podríamos tener».

«Es un incendio como no teníamos desde hace muchos años», ha advertido Torra, que ha insistido en pedir a los ciudadanos que actúen con «sentido común», extremen las precauciones y eviten cualquier actividad que pueda comportar un riesgo, para evitar la simultaneidad de incendios. El presidente catalán, que ha saludado a varios de los integrantes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que intervienen en el dispositivo, ha agradecido también la colaboración de los alcaldes de la zona afectada.

Comentar ()