España | País Vasco | Política

Euskadi identifica 20.000 víctimas de la Guerra Civil y llama a honrar a "todas las víctimas"

El informe identifica los casos en los que las muertes se hubieran producido a consecuancia de algún delito de lesa humanidad recogido en el derecho penal internacional.

logo
Euskadi identifica 20.000 víctimas de la Guerra Civil y llama a honrar a "todas las víctimas"

Profesora con un niño en el Orfanato «Rosario de Acuña», de la ATEA (Asociación de Trabajadores de Enseñanza de Asturias). Somió (Gijón), 2 de enero de 1937. Constantino Suárez. Museo del Pueblo de Asturias.

Resumen:

El Gobierno vasco ha identificado a 19.998 víctimas de ambos bandos provocadas por la Guerra Civil española y los primeros años del franquismo en Euskadi y se compromete a impulsar un acto de reconocimiento de «todas las víctimas» antes de finalizar la legislatura. El Ejecutivo vasco de Iñigo Urkullu ha elaborado una amplia base de datos de los fallecidos en la contienda bélica, así como durante los primeros años de la dictadura y que podrá al servicio de la ciudadanía y las familias. Pese a que asegura que es sólo una aproximación a lo que pudo ocurrir en el periodo 1936-1945, el secretario de Derechos Humanos, Conviverncia y Cooperación, Jonan Fernández ha señalado que «se acerca bastante» a lo que sucedió.

El arduo trabajo de investigación documental presentado hoy ha permitido identificar a cerca de 20.000 víctimas en el País Vasco y de vascos muertos fuera de Euskadi, así como conocer en muchos casos las circunstancias de su muerte y el lugar donde están enterradas. Para cada uno de ellos se ha creado una ficha personalizada en la que se ha incorporado el volumen total de información y documentos que se han logrado recabar en cada caso. Junto a ello, en los casos en los que ha sido posible, se ha identificado el posible delito en el que se habría incurrido desde el punto de vista del derecho penal internacional.

La base de datos clasifica e identifica las circunstancias en las que se produjo cada una de las muertes entre 1936 y 1945

El grueso de las víctimas lo componen los combatientes. En la base de datos se ha logrado identificar 6.767 víctimas del bando que luchó contra el franquismo, los milicianos y los gudaris, y que habría fallecido en combate y a 5.479 combatientes muertos pertenecientes al bando sublevado. Tras ellos figura un tercer apartado con 2.252 víctimas, todas ellas republicanas, que habrían muerto en prisión y en cuyos casos las circunstancias de su fallecimiento se identifican con un posible delito de «lesa humanidad por asesinato», de acuerdo al derechos internacional. En sentido contrario, la base de datos del Gobierno vasco identifica 955 muertos causados por los republicanos en «acción no combatiente».

Recuerdo a «todas las víctimas»

En el listado también se ha logrado determinar 895 fallecimientos de víctimas condenadas a pena de muerte, todas ellas republicanas, además de potras 1.130 casos de republicanos muertos por «ejecuciones extrajudiciales» y a los que se acompaña de una consideración de delito de lesa humanidad por «desaparición forzosa».

Los bombardeos contra población civil provocados durante la contienda bélica estarían detrás de 1.363 muertes identificadas, y a las que también se les otorga la posible comisión de un delito de lesa humanidad, así como a las 247 muertes por causas «no combatientes» o «daños colaterales» que se han logrado identificar.  Por último, el listado incluye 910 casos de fallecimientos cuyas causas no se han podido clasificar.

Se han documentado 6.767 víctimas republicanas en Euskadi y 5.479 correspondientes al bando nacional

La documentación de todas estas muertes ha sido posible gracias una labor de búsqueda documental, testimonios familiares y registros y archivos. Se considera que no se trata de datos definitivos «son cercanos a la verdad». El Ejecutivo ha hecho un llamamiento a familiares de víctimas que no estén identificadas a facilitar información para seguir ampliando el archivo que albergará el instituto de la Memoria Gogora de Bilbao. Además, a las fichas ya abiertas se podrán ir incorporando información. Actualmente de los cerca de 20.000 casos en cerca de 8.000 no se tiene constancia del lugar de enterramiento de la víctima, lo que no necesariamente quiere decir que sea una víctima desparecida «sino que nosotros no tenemos información de dónde está enterrada», ha aclarado Aintzane Ezenarro, directora del Instituto Gogora.

Ezenarro ha informado además que cerca de 250 familias han solicitado pruebas de ADN par poder avanzar en la identificación de su ser querido uerto durante el periodo investigado.

El Secretario de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación ha asegurado que a partir de ahora el Gobierno impulsará la celebración de un acto de recuerdo a todas las víctimas del conflicto bélico y de «reconocimiento del a verdad histórica». Fernández ha apuntado que se confía en poderlo consensuar en lo que resta de legislatura -apenas un año- o a comienzos del próximo mandato. para ello ha reconocido que será necesario logra amplios acuerdos entre la «todas las familias políticas e instituciones». Ha señalado que aún queda tiempo para lograrlo y para poder dar un paso con «un acto importante».