Política

Cabreo del juez del caso Rato con la Fiscalía y la Audiencia por desacreditar sus autos

logo
Cabreo del juez del caso Rato con la Fiscalía y la Audiencia por desacreditar sus autos

Resumen:

Las desavenencias entre el instructor del denominado caso Rato con la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Provincial de Madrid no son nuevas. Desde que en el año 2015 el ex vicepresidente del Gobierno –tras ser detenido por ocultar una importante fortuna al fisco español- pasó a ser investigado por el titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid, Antonio Serrano Arnal, la Sección 23 de la Audiencia de Madrid ha corregido en múltiples ocasiones al magistrado. Bien porque cerró piezas separadas donde se apreciaban hechos presuntamente delictivos; bien por la cuantía de la fianza civil impuesta a Rato; o por la lentitud en la instrucción de las pesquisas; o, por la orden de destruir un informe de la Guardia Civil que afectaba a la hija del ex ministro de Aznar, entre otras cuestiones. La última reprimenda que recibió el magistrado Serrano Arnal por parte del citado tribunal fue la semana pasada cuando le ordenó al juez agrupar en una misma causa la pieza por la publicidad de Bankia, hasta ahora a la espera de que se fijara la fecha de juicio, y las pesquisas por fraude fiscal y blanqueo de capitales.  La Audiencia entiende que son hechos íntimamente relacionados que deben juzgarse de forma conjunta en vez de separados.

Las desavenencias entre el instructor del denominado caso Rato con la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Provincial de Madrid no son nuevas. Desde que en el año 2015 el ex vicepresidente del Gobierno –tras ser detenido por ocultar una importante fortuna al fisco español- pasó a ser investigado por el titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid, Antonio Serrano Arnal, la Sección 23 de la Audiencia de Madrid ha corregido en múltiples ocasiones al magistrado. Bien porque cerró piezas separadas donde se apreciaban hechos presuntamente delictivos; bien por la cuantía de la fianza civil impuesta a Rato; o por la lentitud en la instrucción de las pesquisas; o, por la orden de destruir un informe de la Guardia Civil que afectaba a la hija del ex ministro de Aznar, entre otras cuestiones.

La última reprimenda que recibió el magistrado Serrano Arnal por parte del citado tribunal fue la semana pasada cuando le ordenó al juez agrupar en una misma causa la pieza por la publicidad de Bankia, hasta ahora a la espera de que se fijara la fecha de juicio, y las pesquisas por fraude fiscal y blanqueo de capitales. La Audiencia entiende que son hechos íntimamente relacionados que deben juzgarse de forma conjunta en vez de separados.

En junio del 2018, el togado se mostró a favor de juzgar de forma conjunta a Rato por fraude fiscal, blanqueo de capitales y el cobro de las comisiones de Bankia

El instructor no ha tenido más remedio que cumplir la decisión de la sala de apelación pero lo ha hecho a regañadientes. En un auto, al que ha tenido acceso El Independiente, el magistrado recuerda que fue la Fiscalía Anticorrupción quien en junio del año 2018 le pidió enjuiciar por separado las distintas piezas del denominado caso Rato si bien Antonio Serrano Arnal respondió que “la instrucción de esta pieza (en referencia a las comisiones de publicidad de Bankia) se encuentra concluida no lo es menos que  dicho supuesto delito se encuentra íntimamente relacionado con la presunta comisión de otros delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales, cuya instrucción continúa en distintas piezas separadas de esta misma causa lo que hace aconsejable su vista oral conjunta”.

Constantes indicaciones de la Audiencia

El magistrado, visiblemente molesto con la Sección 23 de la Audiencia madrileña y la fiscal Anticorrupción Elena Lorente, explica que aquel auto que él dicto en junio del año pasado fue firme puesto que ninguna parte lo recurrió. Además, hace hincapié en que el tribunal le ha instado de forma continúa a ir cerrando las pesquisas contra el ex vicepresidente del Gobierno. “Durante la instrucción de las actuaciones han sido constantes las indicaciones por parte de la Sección 23 de la Audiencia de Madrid en el sentido de urgir la pronta finalización de la instrucción de las diferentes piezas separadas”, subraya.

El titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid enumera hasta en cuatro ocasiones donde la Audiencia le ha pedido que termine la investigación contra Rodrigo Rato: “La conclusión de las mismas es deseable en un tiempo razonable”, “por lo que a esta pieza separada se refiere seguramente concluirá en breve”, “la conveniencia, cuando no necesidad, de poner fin a la instrucción al menos en aquellas facetas que, no solo por su concreto alcance, sino además al haber sido estructuradas en pieza separada de investigación, deban ser ya remitidas a una fase procesal posterior”, etc, fueron algunas de las recomendaciones realizas por el tribunal de Madrid.

La decisión de la Audiencia de Madrid retrasa el juicio a Rato de forma inevitable puesto que el juez se ha visto obligado a anular el auto de procesamiento

Asimismo, Serrano Arnal recalca que “ante tan continuadas indicaciones” se dictó auto de procesamiento contra Rodrigo Rato en la pieza donde se investiga el cobro de comisiones de publicidad de Bankia que “fue recurrido por el Ministerio Fiscal en el sentido de interesar, ahora, la tramitación conjunta de todos los hechos que motivaron la tramitación de la causa”.

El juez accede de esta forma -es decir, a regañadientes y obligado por la Sala- a anular el auto de procesamiento contra Rato así como el auto de apertura de juicio oral en dicha pieza separada. El togado tendrá que espirar a dar por finalizada toda la instrucción del patrimonio del antaño ministro del milagro económico para poder llevar a juicio al banquero, quien ahora se sienta en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional por la salida a Bolsa de Bankia y quien ya ha sido condenado en sentencia firme por las ‘tarjetas black’.