Política

La víctima de Natividad Jauregui, la 'etarra belga': "No queríamos una indemnización sino su extradición"

Montse Romeo apela al Gobierno a reactivar la orden de extradición de la acusada de asesinar a su padre y a la que Bélgica se negó a entregar. Estrasburgo cuestiona ahora la negativa belga a la entrega.

Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

La hija del teniente coronel Ramón Romeo, asesinado por ETA en marzo de 1981 en Bilbao, ha asegurado que lo que la familia viene reclamado desde hace años no es ninguna indemnización, como la que hoy ha condenado a pagarle el Tribunal de Estrasburgo a Bélgica, «sino la extradición de Natividad Jáuregui».

De este modo, Montse Romeo ha recordado que si bien la sentencia conocida hoy del Tribunal Europeo de Derechos Humanos es positiva, no da respuesta a la reclamación que la familia viene haciendo para que la acusada del asesinato material de su padre sea juzgada en España. Romeo ha añadido que España debe reactivar la orden de extradición contra la etarra después de que la Justicia europea haya constatado que la negativa a concederla se adoptó sin haberse cumplido los procedimientos requeridos.

El Tribunal de Estrasburgo ha concluido que la negativa dictada por las autoridades judiciales belgas a extraditar a la etarra Natividad Jauregui aduciendo riesgo de sufrir malos tratos en España no estuvo bien fundamentada para sustentar su negativa a la extradición. Por ello, considera que la familia debe ser indemnizada con 25.000 euros por los «daños morales» ocasionados por aquella decisión, si bien no determina que se deba dar cumplimiento a la entrega de Jauregui a las autoridades españolas.

Ahora, a través del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, COVITE, la familia Romeo Rotaeche expresa su satisfacción por el fondo de la sentencia al considera que la negativa a la extradición se acordó sin haberse garantizado «el principio de investigación efectiva y oficial».

El TEDH considera que no se pudo haber concluido que existiera un riesgo de la acusada de sufrir torturas si previamente no se llevó a cabo la pertinente investigación sobre la veracidad de los argumentos esgrimidos por la defensa de Jauregui.

Tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, Montse Romeo solicita el amparo de las autoridades españolas para que adopten las medidas necesarias en aras a logar que el Gobierno belga cumpla la orden de entrega que pesa aún sobre «la asesina de su padre», señala Covite en un comunicado.

Para ello, apunta que es necesario que España emita una nueva orden de entrega y que en el caso de que Bélgica se reafirme en su negativa a la extradición de Natividad Jauregui el Ejecutivo de Pedro Sánchez «demande al gobierno belga por el incumplimiento de la OED ante el Tribunal de Luxemburgo, que es realmente competente para decidir los posibles conflictos entre estados de la UE».

El teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche fue tiroteado el 19 de marzo de 1981 en Bilbao. El atentado lo cometieron dos miembros de ETA, un hombre y una mujer, quienes le esperaban en el interior de la basílica de Begoña donde acudió a escuchar misa. A la salida, en torno a las 10.00 horas, los terroristas se acercaron a Ramón Romeo y le dispararon en la nuca. El disparo le provocó graves heridas que no pudo superar y falleció dos días después, el 21 de marzo. El crimen fue el primero de ETA tras el golpe de Estado de aquel año.

Comentar ()