Política

La ANC calienta la calle por los pactos con el PSC: "Estos partidos son una vergüenza"

logo
La ANC calienta la calle por los pactos con el PSC: "Estos partidos son una vergüenza"
La ANC ha colocado 155 silas vacías ante la sede de ERC en la calle Calabria de Barcelona.

La ANC ha colocado 155 silas vacías ante la sede de ERC en la calle Calabria de Barcelona. ANC

Resumen:

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha convocado este miércoles manifestaciones ante las sedes de ERC y de Junts per Catalunya para reprochar a ambos partidos los pactos con el PSC en ayuntamientos y diputaciones y reclamar «unidad». Lo han hecho con escenificaciones como colocar 155 sillas vacías ante la sede de Esquerra en la calle Calabria de Barcelona, que ha quedado cortada al tráfico.

Al grito de «sin unidad no hay independencia» y  con proclamas como «estos partidos son una vergüenza», varios cientos de militantes de la ANC han seguido a la presidenta de la entidad, Elisenda Paluzie, que se ha sumado a la llamada a revertir los pactos municipales y provinciales con los socialistas. «Esto es un toque de atención a los partidos, esperamos que reflexionen», ha dicho Paluzie en declaraciones a los medios de comunicación.

Máxima tensión política

Paralelamente, Esquerra mantiene la presión sobre JxCat para forzar una ruptura del pacto que este partido ha alcanzado con el PSC para repartirse el gobierno de la Diputación de Barcelona. Republicanos y neoconvergentes han mantenido hoy las espadas en alto en los pasillos del Parlament, pese a las infructuosas apelaciones a la unidad del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

ERC mantendrá la máxima presión hasta el ultimo minuto, ha advertido el presidente de su grupo en el Parlament, Sergi Sabrià, quien ha anunciado que si Junts si no rompe el acuerdo con el PSC, presentarán la candidatura de Dionís Guiteras a la presidencia de la institución. «Por tanto tendrán la oportunidad hasta el último momento» de apoyar a Esquerra, ha añadido Sabrià.

«Faltan unas horas para el pleno de la Diputación, aún hay tiempo para revertir una situación que no se entendería» ha insistido el republicano, para quien «queda en manos de Junts si quiere que la Diputación quede en manos del soberanismo o del PSC, que ayer elevaba la represión con entrada de la Guardia Civil en la Generalitat» ha añadido en referencia al registro llevado a cabo por orden del Juzgado 13 de Barcelona, para recabar información sobre el 1-O. «Desde hace días tienen una oferta que no solo iguala la de los socialistas; como es un tema de país, para ellos quedaría la presidencia de la institución».

Las advertencias de Sabrià no han convencido, de momento, a Junts, cuyo portavoz parlamentario le respondía minutos después advirtiendo que «el gran debate de fondo es la unidad del independentismo, que se tiene que mantener 365 días al año». Eduard Pujol ha dejado claro que su partido está lejos de romper el acuerdo con los socialistas, recordando las «traiciones» republicanas en algunos municipios. «seguiremos poniendo sobre la mesa aquellos municipios enlos que ha habido un pacto con el PSC, incluso los consejos comarcales» ha advertido para reclamar «coherencia entre hechos y exigencias».

«La oferta de Aragonés tiene mucho de marketing político pero se basa en un pilar que no existe, el apoyo de los comunes para permitir este acuerdo». Los comunes, por su parte, han dejado claro que no piensan apoyar ningún acuerdo que incluya a partidos de derechas, esto es, ni a JxCat ni a Cs, de modo que la suma entre PSC y Junts sigue teniendo más apoyos que la de Esquerra y CatEC.

Más allá de los números, JxCat tiene claro que el acuerdo con el PSC es estratégico para ellos dentro de la batalla entre ambos partidos por ganar la hegemonía en el independentismo. ERC ha conseguido un claro avance en el área metropolitana de Barcelona, donde se ha convertido en la segunda fuerza por detrás del PSC, por lo que frenar a los republicanos es el objetivo que une a socialistas y neoconvergentes.