Agentes de la Guardia Civil se han personado este martes en la sede del Palau de la Generalitat en busca de datos relativos al 1-O, en el marco de la causa que se sigue en el juzgado de Instrucción 13 de Barcelona contra la organización del referéndum ilegal de octubre de 2017.

Según adelanta El Periódico, los agentes también han hecho acto de presencia en la consejería de Asuntos Exteriores, comandada entonces por Raül Romeva, buscando información de la misma operación.

Fuentes del Gobierno catalán han confirmado que agentes de la Guardia Civil han acudido a diversas sedes gubernamentales, pero han puntualizado que se trata de «un requerimiento de información. No es un registro».

Los departamentos investigados son el de Presidencia, Exteriores, Trabajo y la Intervención General de Economía de la Generalitat, todos ellos implicados en la organización del referéndum ilegal del 1-O, cuyos anteriores titulares están a la espera de sentencia del Tribunal Supremo por su participación en el proceso independentista.

En el caso de los departamentos de Trabajo y en Presidencia, los agentes que actúan como policía judicial han reclamado la entrega de expedientes de contratación relacionados con la consulta soberanista, que afectan también a la sede de la Intervención General y al Gabinete Jurídico Central de la Generalitat de Cataluña.

En  todos los casos «se ha facilitado la información que se pedía, como siempre que lo han pedido» apuntan desde el Departamento de Presidencia de la Generalitat.