La diputada de UP por Podemos en La Rioja, Raquel Romero, ha rechazado este martes apoyar a la candidata socialista a la Presidencia del Gobierno riojano, Concha Andreu, a quien ha acusado de ser «una marioneta dirigida desde Madrid» y colaboradora del «esperpéntico espectáculo» de Pedro Sánchez. Romero ha intervenido en el Parlamento riojano en la sesión de investidura a la que se ha presentado Andreu, quien cuenta con 16 votos -15 del PSOE y uno de la diputada de Unidas Podemos (IU) por IU, Henar Moreno-, pero necesita también el de Podemos para lograr la mayoría absoluta, informa Efe.

En la votación, Andreu ha recibido 16 votos, los 15 de su partido y el de IU. Pero su candidatura ha sido rechazada por 17 votos (12 del PP, cuatro de Ciudadanos y uno de Podemos). Romero ha insistido en que los socialistas no han querido negociar con «transparencia» con ella, pero sí lo han hecho en «pactos de despacho», en referencia al acuerdo programático alcanzado entre el PSOE e IU. «Creen que somos la fuerza subalterna del PSOE, se equivocan. Podrán amenazar, mentir, pero el voto de Podemos ni se compra ni se vende», ha recalcado.

Ha insistido en que los votos del PSOE no valen más que los de UP ni son de mayor calidad, por lo que ha pedido a Andreu que respete a los votantes de esta coalición porque no quisieron votar a los socialistas. «Si quieren gobernar, primero aprendan a negociar, se han negado, pensando en que UP se rendiría y se doblegaría, por ello hoy es un día triste para las gentes progresistas de La Rioja», ha subrayado.

«La coalición UP en La Rioja no existe»

Por su parte, Andreu ha recordado a Romero que «la coalición UP en La Rioja no existe, se presentó a las elecciones, consiguió dos escaños, fundamentales, eso sí, para la mayoría absoluta». Ha incidido en que los socialistas alcanzaron un acuerdo verbal con ella, cuando días después de los comicios anunció que estaba dispuesta a facilitar el Gobierno progresista, aunque ha dicho que no sabe qué ha pasado después en Podemos.

Como la coalición UP en La Rioja «se rompió», el PSOE negoció por separado con las dos diputadas -una de Podemos y otra de IU-, pero solo alcanzó un acuerdo programático con esta última; y cree que Romero, con su postura, «da alas» al PP que ha Gobernado en La Rioja durante los últimos 24 años.

Por ello, le ha pedido que se olvide «de lo interno» y empiece a pensar en el bien de La Rioja, ya que «los riojanos nos necesitan» y ha abogado por no «perderse» en «odios internos que no van a ninguna parte».

Por su parte, el presidente del Gobierno en funciones lanzó ayer esta pregunta al aire: «¿Tiene lógica lo que está ocurriendo, por ejemplo en La Rioja, donde Unidas Podemos con un solo escaño, a la primera fuerza política de La Rioja, que es el Partido Socialista, le exija para ese voto afirmativo y por tanto para que se produzca un cambio en La Rioja después de décadas de gobiernos del Partido Popular, hasta tres consejerías?».