En el PNV no son optimistas. Si ahora no se logra un acuerdo, todo se complicará en septiembre y la repetición de elecciones no resolverá el problema. El portavoz del Grupo Vasco en el Congreso, Aitor Esteban ha asegurado que la incapacidad para cerrar algún tipo de entendimiento entre el PSOE y Unidas Podemos habría que exprimirla al máximo antes del pleno de investidura que comienza el próximo lunes ya que no hacerlo abocaría la situación a un escenario aún más complicado.

Ha recordado que a pesar de que el PNV ha descartado votar en contra de Sánchez en el próximo pleno, «por ser la única alternativa real», su partido no ha decidido aún el sentido de su voto. Esteban sí ha apuntado que hoy por hoy puede ser más complicado que se vote a favor del candidato socialista. En Este sentido ha recordado que el PNV sólo ha apoyado a un aspirante a la presidencia del Gobierno en dos ocasiones y después de haber cerrado un acuerdo «elaborado» sobre cuál será el desarrollo de la legislatura, escenario que por el momento no se ha dado. Será la dirección del partido la que próximamente decidirá el sentido del voto. 

Esteban ha recordado esta mañana que en septiembre se reabrirá la tensión en Cataluña, no sólo con una nueva edición de la Diada sino ante una previsible sentencia condenatoria de los acusados de ‘procés’ o incluso una posible convocatoria electoral en Cataluña. Es precisamente la posición en torno al conflicto catalán una de las cuestiones que más han alejado a Sánchez e Iglesias. Un escenario que complicaría el ambiente político y que si aboca a una repetición electoral posterior tampoco «solucionaría nada». El rechazo a unos nuevos comicios también lo ha cuestionado ERC que al igual que el PNV considera que las posiciones y el peso de los bloques políticos apenas se vería alterado.

Esteban ha achacado a la «falta de experiencia» y a la personalidad de los candidatos de PSOE y Podemos la incapacidad para cerrar un acuerdo. Ha subrayado, en declaraciones a TVE, que «algunos quieren réditos a corto plazo y eso no funciona así en política». Ha lamentado que después de que los comicios permitieran evitar un gobierno del «tripartito de derechas» y que todo apuntara hacia un sencillo proceso de entendimiento entre PSOE y Podemos esto no haya sido así.