Política

Casado rescata a Maroto como senador por Castilla y León a costa de Cosidó

El que fue portavoz del Grupo Popular en la Cámara Alta estaba ya "sentenciado" por Génova tras el estallido de los casos Kitchen y Tándem

El portavoz del Grupo Popular en el Senado, Ignacio Cosidó, durante el pleno de la Cámara Alta.

El portavoz del Grupo Popular en el Senado, Ignacio Cosidó, durante un pleno de la Cámara Alta. EFE

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, volverá a tener escaño, pero no en el Congreso sino en el Senado. Y es que el «número tres» del PP será senador por designación autonómica, a propuesta del Grupo Parlamentario Popular de la cámara de  Castilla y León. Maroto vuelve a tener asiento en Cortes tras no conseguir salir elegido diputado por Álava en las últimas elecciones generales.

El Parlamento castellanoleonés es de los pocos que no exige que los senadores por designación autonómica sean diputados territoriales, a lo sumo, que tengan algún vínculo con el territorio, lo que tampoco es el caso. En Madrid hay que ser miembro electo de la Asamblea para ir al Senado, por lo que Maroto no podía ser propuesto por la misma a pesar de residir en la región.

Pero la opción Maroto se hace en detrimento del que fue durante el último año portavoz de los populares en el Senado, Ignacio Cosidó, que lo era a propuesta también de Castilla y León. Génova había decidido su relevo hace tiempo, acorralado por las sombras del «caso Kitchen», de supuesto espionaje policial al ex tesorero del PP Luis Bárcenas mientras Cosidó era  responsable de la Policía, y del «caso Tándem».

Además, aquel famoso whatsaap que reenvió haciendo alarde del control de la Sala Segunda del Supremo y del juez Marchena, destinado a presidir el CGPJ, terminaron de poner la puntilla a su continuidad en la portavocía del Senado. Desde las pasadas elecciones generales ocupaba este cargo con carácter interino.

Tras conocer su sustitución, Cosidó ha destacado vía Twitter el «inmenso honor» de haber representado a Castilla y León en el Senado y «haber sideo portavoz de un magnífico» Grupo Popular».  Asimismo, dice estar dispuesto a luchar «activamente» por su tierra y por su partido, aunque se ignora si Casado tiene algún proyecto para él. Cosidó asistirá el próximo lunes a la sesión de investidura, todavía en calidad de portavoz del PP, aún en funciones, pues el parlamento castellano-leonés no aprobará la propuesta de senadores por designación autonómica hasta el miércoles.

Lo más probable es que sea la senadora popular Salóme Pradas la que asuma las funciones de Cosidó hasta que Casado nombre a sus portavoces en el Congreso y Senado, algo que no tiene intención de hacer hasta que haya gobierno ante la eventualidad de que España vuelva a ir a elecciones generales.

 

Comentar ()