Carmen Calvo ha sido una de las protagonistas de la semana. La ministra de Igualdad ha llenado titulares desde que el pasado domingo asegurase que el feminismo era patrimonio de los socialistas. Desde su partido algunos lo han considerado una metedura de pata, entre ellos Susana Díaz. Una más a la lista de la ministra que lleva siendo objeto de crítica por sus reflexiones poco acertadas desde su época al frente de la cartera de Cultura, en 2004.

En El Independiente recogemos sus 10 reflexiones más sonadas:

1. Fue el 11 de junio de 2005 cuando aseguró: «Deseo que la Unesco legisle para todos los planetas». Calvo confundió «países» con «planetas» y lo hizo durante el encuentro mundial de ministros de Cultura a favor de la diversidad cultural. Lo recogió el diario El País a través de un audio.

2. La estaban esperando, un año antes, el 29 de mayo de 2004, alegó durante una entrevista a ABC: «Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie». Fue un par de horas antes de acudir como ministra de Cultura a la Feria del Libro de Madrid.

3. Ese mismo año, ocupando el mismo puesto público, la revista Rolling Stone le hizo una entrevista durante la presentación del documental Kind of Monster, sobre la banda Metallica. Querían hablar con Calvo, sobre todo, de su música favorita: el rock. «Un concierto de rock en español hace más por el castellano que el Instituto Cervantes», aseguró.

4. Un año más tarde, el 15 de diciembre, hablando del plan para la protección de la propiedad intelectual, comenzó diciendo: «Recordando al genio Leonardo da Vinci: lo que mueve el mundo no son las máquinas, sino las ideas». El problema es que la cita es de Víctor Hugo, no de da Vinci.

5.  «Yo he sido cocinera antes que fraila». Carmen Calvo quería recordar su trayectoria, que había sido consejera de Cultura de la Junta de Andalucía antes de hacerse cargo del ministerio. Utilizó fraila, intentando feminizar ‘fraile’, y patinó ya que no sólo es incorrecta sino que no existe.

6.  El senador Van-Halen arremetió contra la entonces ministra de Cultura por sus apreciaciones negativas acerca del cine español durante la época de Aznar. Fue durante una comparecencia en el Senado. «En 2001, año negro también, Calvo dixit, las cifras fueron de asombro –el mejor año, con mucha diferencia, del cine español”, le espetó. Calvo le contestó, visiblemente enfadada:  «Señoría, usted para mí nunca será Van-Halen ‘Dixi’ ni ‘Pixi'», confundiendo el vocablo latino dixit (dijo) con los personajes de animación Pixie y Dixie.

7. Fue durante una tertulia en La Ser en marzo de este año cuando cometió su primera torpeza en el cargo de ministra de Igualdad: «Yo trabajo en el ámbito privado soy funcionaria», aseguró.

8.  «Nuestra Constitución no recoge la igualdad entre hombres y mujeres como lo hacen otras constituciones», aseguró en esa misma tertulia, olvidándose del artículo 14 de la Constitución. Tras esta afirmación, y tanto por ser jurista como ministra de Igualdad, fue duramente criticada.

9. La última gran metedura de pata, aunque esta vez de forma consciente, se remonta al domingo 14 de julio. La ministra de Igualdad aseguró que «El feminismo no es de todas. No, bonita. Se lo han currado los socialistas». Aquella frase provocó ampollas en el resto de partidos políticos que la acusaron de politizar una causa que debería ser transversal. En ningún momento Calvo corrió sus palabras, todo lo contrario, dos días más tarde incidía en su idea.