Extraordinaria dureza. Así ha sido la primera reacción de Gabriel Rufián tras el discurso de investidura de Pedro Sánchez este lunes en el Congreso de los Diputados. «Ha sido un discurso irresponsable», ha criticado el portavoz parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya. «No puedes hablar dos horas como si tuvieras mayoría absoluta. Ha hecho una mención de tres segundos a sus socios de Gobierno. Me parece una enorme irresponsabilidad y negligente por su parte. Esperemos que lo arregle en las réplicas», ha dicho en declaraciones a La Sexta.

«Me parece terriblemente irresponsable lo que ha hecho Sánchez esta mañana», ha comentado Rufián en referencia a un discurso que a su juicio ha sido «deliberadamente ambiguo» y en el que no ha habido referencias explicitar al problema secesi0nista catalán.

En ese sentido, ha recordado que la crisis catalana «ya se llevó por delante a un presidente de gobierno», en referencia a Mariano Rajoy, y ha considerado «irresponsable» que el líder del PSOE «venga a hablar como si fuera un candidato con mayoría absoluta».

Rufián ha recalcado que con el PSOE están «condenados a hablar» para encontrarse «en el diálogo», y al ser preguntado sobre el voto de ERC en la investidura, ha respondido que sería «irresponsable avanzar» una definición aunque se mantienen en «no bloquear».

«Depende de ellos», ha enfatizado, y ha reiterado su crítica a que ocurra una repetición electoral.

Sobre las medidas anunciadas por Sánchez, el portavoz del grupo republicano ha señalado que «hay alguna música» que le ha «sonado bien, como el paquete de medidas sociales» y ha asegurado: «Ahí nos van a encontrar».

Con respecto al pacto de gobierno con Unidas Podemos, ha afirmado que lo que hace Sánchez es «alejarse» de la posibilidad de un acuerdo con la formación morada y criticó que no haga «referencia a sus socios de gobierno de facto» durante todo el discurso, aunque ha añadido que «aún queda debate».

«Nos pareció muy positivo el ambiente de preacuerdo que se generó este fin de semana, con las dos formaciones llamadas a gobernar reunidas sin filtraciones, ni amenazas y sin tuits», ha opinado