El No a la independencia supera al Si en cuatro puntos en el último barómetro de la Generalitat, en el que se invierten los términos respecto al sondeo de marzo: el 48% de los catalanes votaría en contra de la independencia, frente a un 44% que votaría a favor. Es uno de los datos destacados de la segunda oleada del CEO (Centro de Estudios de Opinión) que vuelve a situar a ERC como la primera fuerza en intención de voto tanto en unas elecciones autonómicas como en unas generales.

En el Parlament, además, se consolidaría la mayoría independentistas con entre 69 y 74 escaños, según el sondeo de la Generalitat, que muestra el crecimiento de ERC, PSC, Comunes y la CUP a costa de fuertes caídas de Cs y JxCat. Los movimientos, sin embargo, se producen básicamente «intrabloques» ha destacado el autor del estudio Jordi Argelaguet.

En una hipotética repetición de las elecciones generales Cs es quien más retrocede, pudiendo perder hasta dos escaños de los cinco conseguidos en esta comunidad el 28 de abril en favor del PSC, que se consolida como segunda fuerza en Cataluña. Unos datos a los que hay que poner un pero: el trabajo de campo se realizó en la primera quincena de julio, antes de la investidura fallida de Pedro Sánchez.

Aún así, parece claro que el electorado catalán de Albert Rivera no coparte su negativa a pactar con el PSOE para frenar al independentismo. El partido naranja es el que menos fidelidad de voto muestra: si sus rivales directos se mueven por encima del 80% -menos JxCat que se queda en un 71%- Cs se queda en un 58% de fidelidad de voto, con claras fugas hacia socialistas y populares.

De repetirse las generales, como parece cada vez más probable, ERC conservaría su resultado con una estimación de entre 14-16 escaños por 13-14 del PSC, aunque los socialistas podrían ganar a los republicanos según la estimación de voto. Un resultado que no se ha producido desde los tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero.

Los comunes muestran un leve repunte, pasando de 7 a 8 escaños, mientras JxCat retrocede dos puntos en intención de voto que podrían dejarle con un escaño menos. El PP se recupera levemente y podría ganar un escaño a costa de Cs o Vox, que ve su único diputado catalán en peligro.

Cs y JxCat caen en las autonómicas

En cuanto a las elecciones autonómicas, ERC se convertiría en el gran referente independentismo con el 25% de los votos y entre 38 y 40 diputados, muy por delante de sus inmediatos seguidores. PSC y JxCat podrían empatar a 25 diputados, aunque el PSC tiene más intención de voto (18%). Los ex convergentes siguen rentabilizando el voto rural y con una intención del 16% podrían conseguir hasta dos escaños más que los socialistas, pero aún así perderían entre siete y nueve escaños.

En la misma dinámica está también Cs, que pasaría de primera a cuarta fuerza del Parlament con 23-24 escaños y 8 puntos menos de intención de voto en unas elecciones autonómicas. Los comunes crecerían con entre tres y cuatro escaños más, igual que la CUP, mientras el PP perdería uno.

Respecto a la valoración de los líderes, Oriol Junqueras sigue siendo el más apreciado por todos los grupos, con una nota media de 6,2, frente a los suspensos de Carles Puigdmeont y Quim Torra. De hecho, sólo aprueban líderes independentistas gracias a la alta valoración obtenida por sus seguidores, y el morado Jaume Asens. Entre los constitucionalistas la mejor nota es para Meritxell Batet con un 4,6, justo por encima de Miquel Iceta. Inés Arrimadas y Alejandro Fernández se quedan en el 2.

Cae el apoyo al Estado independiente

El retroceso a la independencia -que sigue siendo una opción muy extendida- se confirma también cuando los encuestados deben optar entre un Estado independiente, una comunidad autónoma, un estado federeal o una región. El Estado independiente es la primera opción pero pierde cinco puntos respecto al anterior sondeo, pasando del 39% al 34%, frente a la más de la mitad de los catalanes que estaría a favor del estatus actual, bien en forma de comunidad autónoma o como estado dentro de una España federal.

En este contexto, destaca además la nueva pregunta introducida por el CEO respecto a las vías de salida de la crisis territorial. El sondeo plantea las opciones de diálogo, mano dura o la vía unilateral con una victoria clara para la opción del diálogo. La necesidad de un «diálogo sin límites» sería la opción favorita del 42,3%, sólo dos puntos por encima del «diálogo dentro de la Constitución» que defienden los socialistas.

Por contra, sólo el 9% defiende la vía unilateral que siguen defendiendo, como posiblidad, tanto JxCat como ERC, y un porcentaje todavía menor, el 3,7%, avala la «mano dura» defendida por PP, Cs y Vox. Por afinidad de partido, los votantes de JxCat, ERC, CatEC y la CUP optan mayoritariamente por el diálogo sin límites, y el diálogo dentro de la Constitución es el preferido por los votantes de Cs, PP PSC.

Via unilateral alcanza su apoyo máximo entre los votantes de la CUP, e incluso aquí se queda en el 41%. Entre los dos grandes partidos independentistas, obtiene el apoyo del 22% de los votantes de JxCat y el 13% de los de Esquerra.