Política

Bildu recuerda a Chivite que tiene "la llave que abre y cierra puertas": "Estará en nuestra mano"

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz. EP

La izquierda abertzale se lo ha dejado claro a la futura presidenta de Navarra, María Chivite: «Recuerde que nosotros tenemos la llave que abre y cierra puertas, estará en nuestra mano». Y la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha rematado su advertencia: «Y no aceptaremos ni un paso atrás, nosotros vendremos con todo nuestro programa».

Lo ha hecho antes de concluir su intervencion durante el Pleno de Investidura que desde esta mañana se celebra en el Parlamennto de Navarra recordando a la aspirante del PSN que «si mañana usted va a ser presidenta, no lo olvide, es porque EH Bildu le va a dar cinco abstenciones».

Ruiz ha subrayado que el papel que la coalición que lidera Arnaldo Otegi jugará en esta legislatura será la de oposición, «dura y constructiva cuando corresponda». Y que seguirá defendiendo sus apuesta en todas las materias, como alcanzar «una Navarra más democrática, más digna y más soberana». Ha recurrido de nuevo a la metáfora de la llave que tendrá la izquierda abertzale -al carecer PNV, Geroa Bai, Podemos e I-E de mayoría absoluta- este mandato y que empleará para caminar hacia una Navarra «más soberana y con más derechos» o para «renovar el estatus político, es hora de hacerlo».

Es hora de renovar el estatus político de Navarra», le ha reclamado Bildu desde la tribuna

Entre las iniciativas en las que reclamarán medidas al próximo Ejecutivo de Chivite ha citado no sólo mayores avances en política social, feminista o territorial, sino también le ha reclamado aclarar «cuál será la posición» de Chivite y su Gobierno en cuestiones como el ‘caso Alsasua’ o el juicio que en septiembre se celebra contra los 47 acusados de pertencer al aparato de abogados de presos de ETA, «once de ellos navarros».

Desconfianza con el PSN

La portavoz de Bildu ha afirmado que la desconfianza define actualmente la actitud de Bildu hacia Chivite y su Gobierno. Le ha apuntado que no debe descuidar el 25% de militantes que han votado en contra de apoyarle: «Ahora no valen las palabras, queremos hechos». Una distancia que existe de modo amplio en sus bases, ha recordado, y que deberá erradicar con sus decisiones. Ha reprochado a Chivite haber actuado estos últimos meses «con arrogancia» al excluir a Bildu de sus contactos. Ha añadido que no se fían del PSN después de 20 años «de sometimiento a la derecha» mantenida por el partido socialista.

Ruiz también ha criticado a Chivite el «despropósito» que supone haber diseñado un Gobierno con 13 consejerías, «un monstruo de 13 cabezas que no tiene ni pies ni cabeza y que nos va a salir por un ojo de la cara».

Chivite ha reclamado a Bildu que dé los pasos que le quedan por dar en materia de condena de la violencia

En su respuesta, María Chivite ha evitado entrar en un enfrentamiento con la portavoz de Bildu y se ha limitado a recordarle las profundas diferencias que ambas formaciones mantienen en lo relativo «al estatus de Navarra o el concepto de España», además de lo valores en torno a la violencia y las víctimas. Ambito este último en el que sí le ha reclamado que den «los pasos que les quedan».

Chivite ha apuntado que en lo relativo a cuestiones vinculadas a la sobernaía de Navarra «ni hemos coincidido nunca ni vamos a coincidir, tampoco en una política linguística alejada de la realidad de la calle».

Chivite ha asegurado que Bildu no será un socio preferente sino que esa condición la tendrán únicamente las tres formaciones que integrarán su Gobierno tripartito, Geroa Bai, Podemos e I-E, si bien esta última sin integrarse en el Ejecutivo.

Comentar ()