Òmnium Cultural quiere entrar en la ronda de contactos del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para preparar una nueva investidura en septiembre. Así se lo ha pedido el presidente de la entidad, Jordi Cuixart, al propio Sánchez en una carta remitida desde la prisión de Lledoners, y ha insistido el vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri. Cuixart quiere explicar «en persona» a Sánchez que su «lo volveremos a hacer» no se refiere a la proclamación unilateral de independencia, sino a la «defensa del derecho de autodeterminación» ha explicado Mauri.

En su misiva, Cuixart señala la ronda de consultas con las principales entidades de la sociedad civil emprendida por el presidente en funciones y argumentando que «tenemos la responsabilidad de hablar con todo el mundo», se pone «a su diposición para poder llevar a cabo un encuentro» como presidente de Òmnium Cultural, «la mayor entidad cívica cultural del Estado con más de 175.000 socios y 58 años de historia».

«Estoy convencido de que la resolución democrática del conflicto pasa por la empatía y vencer así el miedo al diálogo» añade el presidente de Omnium, en prisión provisional desde octubre de 2017 y procesado por el Tribunal Supremo por su participación en el proceso independentista y la organización del referéndum ilegal del 1-O.

Considero importante explicarle, en persona, el alcance de la afirmación ‘lo volveremos a hacer’ que hice ante el Tribunal Supremo»

En la carta dirigida al presidente en funciones Cuixart se refiere además a la expresión «ho tornarem a fer» (lo volveremos a hacer) con la que concluyó su declaración final ante el Tribunal Supremo y que se ha convertido en el nuevo lema del independentismo, utilizado frecuentemente por el presidente de la Generalitat, Quim Torra. «Considero importante poder explicarle, en persona, el alcance de la afirmación ‘Lo  volveremos a hacer’ que hice ante el Tribunal Supremo», apunta el dirigente independentista.

Cuixart justifica que esa frase contiene «una reafirmación en la defensa de los derechos fundamentales y el derecho a defender el derecho a la autodeterminación por parte de la ciudadanía», pero no menciona en ningún momento la declaración unilateral de la independencia del 27 de octubre ni la proclamación de la república a la que sigue apelando el independentismo. «La independencia forma parte del programa político de los partidos

En este contexto, explica además que quiere explicar «en persona» a Pedro Sánchez «los avances de la Plataforma Som el 80%” impulsada por la entidad para buscar apoyos más allá del independentismo bajo el argumento de que el 80% de los catalanes apoya la celebración de un referéndum de independencia, un lugar común aceptado por los comunes y Podemos.

La plataforma, explica Cuixart, «aglutina a una representación muy transversal de personalidades públicas que coinciden en que la resolución del conflicto político pasa por el diálogo entre todas las partes y sin exclusiones».

Mauri ha añadido hoy en declaraciones a Catalunya Ràdio que Òmnium Cultural «no representa a toda la sociedad civil, pero sí a una parte significativa» para concluir que «cualquier gobernante debería poner en su agenda contactos para conocernos». Espero que la respuesta de Sánchez no sea «un portazo, porque Cuixart, a pesar de estar en prisión, siempre ha tenido la mano tendida», ha concluido Mauri, aunque también ha reconocido su escepticismo tras apuntar que ningún presidente español se ha reunido nunca con Òmnium.