La portavoz parlamentaria del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, ha evitado valorar las imputaciones de las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. En una breve comparecencia ante los medios, en plena calle, Álvarez de Toledo ha subrayado simplemente que «son inocentes» a día de hoy «y el día en que no lo sean, si es que no lo son, será el momento de hacer todo tipo de comentarios».

Lo que sí ha hecho Álvarez de Toledo es criticar al juez Manuel García Castellón, al que ha reclamado mayor control sobre el proceso al denunciar que Aguirre, Cifuentes y otros imputados «se enteraron antes por los medios de comunicación que por las instituciones de justicia». En ese sentido, la portavoz ha asegurado que la «indefensión» de las expresidentas populares empieza por la propia notificación.

Cayetna Álvarez de Toledo ha afeado también su papel a los medios de comunicación, a los que ha reprochado que eleven «a conclusiones lapidarias y definitivas cosas que son provisionales y deben ser sometidas a un largo proceso de contradicción». La portavoz parlamentaria no ha querido responder cuestionada por el rol de Antonio González Terol, miembro del núcleo más cercano a Pablo Casado y al que el escrito de imputación sitúa en una de las reuniones clave respecto a la ‘caja B’ del PP de Madrid.

Aguirre, por su parte, aseguró este lunes que irá a declarar “con mucho gusto” para defender su inocencia y ha negado cualquier vinculación con la trama Púnica, al señalar que el contenido del auto por el que se le imputa es “completamente falso” en lo referente a ella.

“Me he enterado por los medios de que el juez me cita a declarar como investigada”, indicó la exdirigente ‘popular’ en un texto remitido a Europa Press y en el que ha señalado que aún no le ha llegado la citación del Juez para prestar declaración como investigada.