La ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, ha remarcado que la intención del Partido Socialista es empezar una negociación con Unidas Podemos en torno a la «propuesta programática progresistas» que presentará este martes el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y ha remarcado que la propuesta de un Gobierno de coalición «no está sobre la mesa». Según Celaá, las más de 300 medidas que presentará hoy Pedro Sánchez van desde el espectro más de izquierdas hasta el centro.

«La propuesta que está sobre la mesa es la propuesta programática, no hay propuesta de Gobierno de coalición», ha subrayado Celaá en declaraciones a los medios antes de participar en el 33 Encuentro de la Economía Digital y de las Telecomunicaciones organizado por Ametic.

La ministra, que ha rehusado valorar si se descarta o no ese gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos, ha incidido en que la intención es empezar una negociación con la formación de Pablo Iglesias en torno a la propuesta programática progresista, que ha asegurado «está abierta al debate». A este respecto, ha apuntado que tradicionalmente a la izquierda «le ha interesado más el programa que la configuración de los gobiernos» y ha insistido en que «en este momento», como se ha venido reiterando desde el Partido Socialista, un gobierno de coalición «no está sobre la mesa».

«Propuesta progresista y abierta»

Asimismo, Celaá ha defendido que la propuesta que se presenta este martes es «progresista y abierta» y tiene «vocación de ser una propuesta completa, potente», porque recoge tanto el programa electoral ‘España Avanza’ del PSOE, ampliado posteriormente, como muchas de las propuestas presentadas por Unidas Podemos en agosto y las realizadas por los colectivos de la sociedad civil con los que se ha reunido en las últimos semanas.

En este sentido, ha remarcado que recoge «una amplísima gama» de medidas que incluyen desde el espectro más de izquierdas hasta el centro que, según afirma, en algunas de las reuniones que han mantenido con la sociedad civil les han transmitido que esta «poco representado» por la evolución de Ciudadanos.

La ministra ha defendido que es una propuesta «progresista, de igualdad y de apertura de España a Europa y al mundo», así como que aporta «muchísima importancia» a la necesidad de tener un empleo digno, de unas pensiones actualizadas, de la base del conocimiento como soporte para el desarrollo futuro y de la lucha contra el cambio climático, «y todo ello con la educación como herramienta fundamental para producir esos cambios».

La gobernabilidad es el reto primero y principal de Pedro Sánchez»

Por su parte, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que la prioridad de Pedro Sánchez es ser investido este mes presidente del Gobierno y no convocar unas nuevas elecciones generales. Fernando Grande-Marlaska ha realizado estas manifestaciones en Onda Cero donde ha insistido en que la gobernabilidad es «el reto primero y principal» de Pedro Sánchez.

«Para nosotros agosto ha sido trabajar para intentar que esa gobernabilidad sea efectiva y real por este país que todos queremos antes del 23 de septiembre», ha apostillado. El titular de Interior ha advertido de que el hecho de que el Gobierno esté en funciones impide sacar adelante medidas que cree necesarias como la reforma del carné por puntos y la regulación de determinados vehículos de movilidad personal en materia de tráfico y otras como la modificación de la ley de protección y reconocimiento integral de las víctimas del terrorismo.

También ha sido preguntado por el acuerdo programático con 300 medidas para un gobierno de progreso con el que Sánchez espera conseguir los votos necesarios para su investidura. Ha destacado que una de ellas es la derogación de la ley de seguridad ciudadana para aprobar una nueva en la que «el principio de libre ejercicio de los derechos y libertades del conjunto de los ciudadanos en un Estado sólido de derecho se corresponda y se compagine perfectamente con la garantía de la seguridad».

«No es un guiño en concreto a Podemos sino a todos aquellos que pensamos que el ejercicio de los derechos y libertades en un Estado de derecho es la pieza básica y evidentemente el marco de seguridad debido no debe limitarlo indebidamente», ha aclarado.