Política

Cs pide expulsar a migrantes irregulares reincidentes y que tres hurtos conlleven prisión

Plantea un "plan de choque" contra la inseguridad y responsabiliza a Colau del aumento de delitos

Los dirigentes de Ciudadanos Inés Arrimadas (c), Carlos Carrizosa (3i) y Lorena Roldán (3d)

Los dirigentes de Ciudadanos Inés Arrimadas (c), Carlos Carrizosa (3i) y Lorena Roldán (3d) EFE

La portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, ha anunciado este miércoles un «plan de choque» para luchar contra la inseguridad en Barcelona, en el que, entre otras medidas, proponen modificar la Ley de extranjería para expulsar a los migrantes en situación irregular que hayan cometido delitos de manera reincidente y reformar el Código Penal para que tres hurtos conlleven penas de prisión.

Lo ha dicho en rueda de prensa tras una reunión en el Parlament con sindicatos policiales y entidades en la que han participado la líder de Cs en Catalunya, Lorena Roldán; la portavoz del partido en la Cámara, Carlos Carrizosa; el secretario general de Cs en el Congreso, Miguel Gutiérrez; los eurodiputados Jordi Cañas y José Ramón Bauzà, y varios diputados y concejales.

Arrimadas ha iniciado su comparecencia lamentando la muerte este miércoles de una mujer de 26 años tras ser apuñalada en una discoteca del Port Olímpic de Barcelona y ha afirmado que este hecho aumenta la preocupación por la inseguridad en la ciudad.

Para afrontar esta preocupación, Cs se ha reunido con más de 20 sindicatos policiales, entidades sociales, representantes de asociaciones de vecinos y comerciantes, y han definido un plan de choque con varias medidas «contra la inseguridad y la convivencia en Barcelona y el resto de España».

Además de los dirigentes de Cs, a la reunión han asistido miembros de sindicatos de cuerpos policiales y de seguridad como la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif), el sindicato de los Mossos Sap-Fepol, el Sindicat de Mossos d’Esquadra (SME), la Jusapol y la Jupol, entre otros, y representantes de entidades como la Fundació Barcelona Comerç, Barcelona Oberta, Afectados por el Top Manta, el Gremi Restauració y el Gremio Hotelero, entre otros.

Medidas en el Congreso

Una de las medidas es presentar en el Congreso una reforma del Código Penal para que la reincidencia de delitos menores y hurtos puedan suponer penas de prisión con el objetivo de acabar «con la impunidad que tienen aquellos que se dedican a robar a los ciudadanos de Barcelona».

De esta manera, los delitos menores contarían como antecedentes y fuentes de Cs han explicado que la iniciativa supondría que una reincidencia de tres hurtos conllevaría pena de prisión.

El partido naranja también plantea modificar la Ley de extranjería para expulsar a los migrantes en situación irregular que hayan delinquido de manera reiterada: «No hay derecho que haya personas en nuestro país que han venido, que están en situación irregular, que delinquen y no podamos hacer nada».

Asimismo, apuestan por impulsar una ley que regule de manera integral la lucha contra la ocupación ilegal, ya que considera que con esta práctica «se esconden muchas veces refugios de mafias y redes criminales».

La cuarta medida es incrementar la presencia policial en las calles y reforzar las fuerzas y cuerpos de seguridad: «Más policías es más seguridad, más libertad y más democracia. Más policías en las calles y menos delincuentes robando».

Responsabiliza a Colau

Arrimadas ha responsabilizado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, del aumento de los delitos en Barcelona: «Es aquí en Barcelona donde estamos viendo mayores índices de criminalidad. Colau no se puede buscar excusas, se deben a la mala planificación. Se ha dedicado a atacar y a cuestionar a la policía, y a defender a los que incumplen las leyes».

La dirigente del partido naranja ha acusado a Colau de irresponsabilidad por no poner más efectivos policiales en las calles y también ha recriminado al Govern haber creado «chiringuitos políticos» en lugar de poner más mossos en la calle.

Comentar ()