Más de 22.000 concejales y 2.500 alcaldes por todo el territorio electoral, incluidos territorios vetados para el PP y Ciudadanos como el País Vasco y Cataluña. Pedro Sánchez ha exibido este sábado la fuerza de la infantería del PSOE, la encargada de llevar puerta a puerta el mensaje electoral del partido y de animar por barrios y municipios a los vecinos a votar. «Este partido, aunque no queramos elecciones, siempre está preparado cuando hay que pedir la confianza a los ciudadanos, que no lo olviden», ha advertido Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, durante el acto municipalista celebrado este sábado en Toledo.

Pedro Sánchez se ha mostrado exquisito con Unidas Podemos mientras sus lugartenientes han cargado las tintas contra ellos. El líder socialista ha pedido a sus socios preferentes que desbloqueen su investidura para repetir logros como la subida del salario mínimo interprofesional o la reversión de recortes en el estado del bienestar. «Si con 151 diputados entre los dos fuimos capaces de hacer tantas cosas en doce meses, ¡qué no podemos hacer con 165 duarante cuatro años! ¿Qué justifica que estemos bloqueados como estamos?», se ha preguntado.

Sánchez se ha congratulado de que la colaboración parlamentaria con Pablo Iglesias ha sido muy «fructífera» para la sociedad española, por lo que le ha propuesto mantener esa alianza y ha insistido en que no quiere que su Gobierno dependa de los independentistas catalanes. Mientras tanto, dirigentes como el alcalde de Vigo, Abel Caballero, o el presidente castellanomanchego, no han dudado en arremeter contra Unidas Podemos. «Espero que no cometan ese error histórico», ha advertido el regidor gallego.

«Los españoles no se merecen unas elecciones, le pedimos a Unidas Podemos que rectifiquen y si, les cuesta, que hagan un acto de generosidad», ha reclamado García-Page. «Algunos dijeron que venían a la política no para ocupar cargos, yo no me lo creí», ha asegurado. «La gente sabe perfectamente que el presidente elegido en las urnas es Pedro Sánchez y que si se repiten las elecciones no serían para elegir al presidente, sino por otro motivo, ya que no hay un candidato alternativo. Si eso, que es lo importante, está decidido, ¿de verdad entendéis que vayamos a elecciones para hacer un plebiscito sobre qué nombre hay para qué ministerio? ¿Creéis que los ciudadanos lo van a entender?», les ha preguntado el presidente autonómico.

García-Page, que en la primera etapa de Sánchez al frente del PSOE fue uno de sus mayores enemigos, ha alabado al líder socialista por no intentar «ser presidente a cualquier precio» y por «no dar la espalda» a la mitad del país representada en medio arco parlamentario por PP y Ciudadanos, con los que el PSOE aspira a alcanzar grandes pactos de estado.

«Los españoles no son tontos, saben latín porque llevamos cuarenta años votando. Políticamente hablando, la gente sabe. La gente busca con mucha claridad perspectiva, quieren que se aborden no sólo los problemas de mañana, sino también de pasado mañana», ha explicado. «El Gobierno tiene que entenderse con la izquierda y hablar con mucha gente que no está en nuestra órbita ideológica para abordar problemas, no se puede dar la espalda a la mitad del país», ha advertido. «La gente valora y yo valoro mucho que no seas presidente a cualquier precio», ha destacado.

El líder del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reunido este sábado en Toledo al Consejo Municipal de su partido con el objetivo de «orientar la acción de los gobiernos locales socialistas» y definir sus principales objetivos. Estas líneas de trabajo quedarán fijadas en el Manifiesto Municipal que se aprobará en la reunión, que ha congregado a los alcaldes socialistas de los principales municipios del país, concejales, secretarios de política municipal de las Ejecutivas regionales del partido y presidentes de Diputaciones Provinciales.Sánchez ha ofrecido su discurso tras las intervenciones del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero; la secretaria de Política Municipal del PSOE, Susana Sumelzo, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. En un par de semanas la FEMP tiene que renovar sus órganos de dirección, incluida la Presidencia, por lo que Sánchez ha ratificado a Caballero durante el acto para que pueda repetir mandato.