El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido este martes una reunión al presidente en funciones, Pedro Sánchez, para discutir las condiciones que ha fijado para facilitar su investidura con una abstención, algo que considera una “obligación” en vista de que el líder socialista “no hace nada”.

Lo ha hecho a través de una carta “urgente”, enviada directamente al líder socialista esta misma mañana, según ha anunciado en una entrevista en Telecinco, ya que si bien “se ha perdido mucho tiempo”, aún hay suficiente para desbloquear la situación política, ha dicho.

“Si dice que las condiciones que le ponemos se cumplen, lo que tiene que hacer es ponerlas encima de la mesa, firmarlas y cumplir las que no se están cumpliendo”, ha añadido.

Rivera ha dado este paso pocas horas de reunirse con el rey, dentro de la segunda jornada de contactos con los líderes políticos destinada a evaluar el contexto actual y designar o no un nuevo candidato para una investidura antes de que se disuelvan las Cortes el próximo lunes.

«Cambio de posición»

Por otro lado, el PSOE ha valorado el «cambio de posición» de Ciudadanos al ofrecer una abstención a la investidura de Pedro Sánchez y se ha abierto a que Sánchez se vea con Albert Rivera para discutir este escenario, si se trata de una oferta «sincera».

«Lo de ayer indica que hay tema para hablar. El presidente siempre está dispuesto a hablar, si esto es una cuestión sincera y real no hay ningún problema en abordarlo», ha valorado el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press.

El dirigente socialista ha reiterado que las exigencias que señala la formación ‘naranja’ para abstenerse en una investidura de Sánchez ya se cumplen. «Las condiciones que plantean se dan, no debería haber ningún problema para que facilitaran un gobierno que ponga punto final a la incertidumbre a la que estamos», ha indicado.

Con todo, Ábalos ha valorado positivamente el giro de Ciudadanos ya que hasta ahora «no había planteado más que la negación». «Asume que es parte del bloqueo y las condiciones se cumplen perfectamente», ha recalcado.