Política

Borràs cree que los presos no deben repetir en la candidatura de JxCat el 10-N

La líder de JxCat en el Congreso recuerda que Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull serán previsiblemente inhabilitados antes del 10-N

logo
Borràs cree que los presos no deben repetir en la candidatura de JxCat el 10-N

Resumen:

La líder de JxCat en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs, ha sido la primera en abrir el melón de los cambios en las listas electorales para el 10-N. Lo ha hecho apuntando a la necesidad de que los tres diputados -suspendidos- que procesados por su participación en el proceso independentista y pendientes de la sentencia del Tribunal Supremo, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, no deberían repetir como candidatos de la formación que lidera Carles Puigdemont.

Borràs lo ha avanzado en declaraciones a Radio4, en las que ha señalado que los tres procesados probablemente conocerán la sentencia antes de las elecciones, fijadas para el 10 de noviembre, una sentencia en la que todo apunta a que serán condenados a prisión e inhabilitados para cargo público, por lo que no tendría sentido incluirlos en la candidatura. Los nuevos plazos fijados por la ley electoral obligan a presentar las listas el 7 de octubre, y el fiscal Javier Zaragoza ha reconocido esta semana que la sentencia se conocerá entorno al 12 de octubre.

Al margen de las perspectivas de inhabilitación, lo cierto es que la suspensión de Jordi Sánchez, Rull y Turull a petición del Supremo ha debilitado en estos meses la ya menguada representación neoconvergente en el Congreso. Los responsables de JxCat llegaron a acusar a Meritxell Batet de avalar la suspensión desde la presidencia del Congreso para facilitar la investidura de Pedro Sánchez, pero independientemente de las culpas, no parecen estar dispuestos a volver a «regalar» tres escaños tras el 10-N.

La portavoz republicana ha reconocido que la decisión corresponde a las direcciones del PDeCat y JxCat y, antes que nada, a los propios afectados, pero ha abierto una puerta que sólo parecía habilitada para los propios procesados, convertidos en héroes y mártires del independentismo. Borràs ha asegurado que a la espera de poder hablar con ellos para tomar «juntos» una decisión, «yo creo que en estas elecciones estarán a punto de ser inhabilitados; pienso que sería mejor que en este caso no formen parte de la contienda electoral», ha dicho.

Borràs, que fue número dos de Jordi Sànchez en las últimas generales, ha apuntado que, por la última conversación que tuvo con los presos el pasado lunes, sabe que «están centrados en la sentencia», que les puede comportar penas de cárcel e inhabilitación para un cargo público.

Otros candidatos

Las declaraciones de Borràs abren la puerta, además, a que sectores del PDeCat aprovechen la ocasión para recuperar espacio en el grupo de JxCat en el Congreso, tras la purga realizada en marzo por Carles Puigdemont, quien impuso la salida de los históricos Carles Campuzano y Jordi Xuclà y el liderazgo de dos mujeres de su más absoluta confianza, la propia Borràs y Miriam Nogueras, flanqueadas por los procesados del 1-O.

La necesidad de revisar la candidatura llega en un momento de redefinición -el enésimo intento- de fuerzas en el espacio neoconvergente, en el que el PDeCat parece haber recuperado posiciones con los pactos locales frente al liderazgo de Puigdemont. Un pulso que podría trasladarse ahora a la revisión de la lista, hecha a medida del fugado en Waterloo.

Comentar ()