Los Comités de Defensa de la República (CDR) han hecho este lunes un llamamiento a «plantar cara a la represión contra el movimiento independentista», después de que la Guardia Civil haya detenido a nueve activistas que presuntamente planeaban acciones violentas y tenían material explosivo casero. Un llamamiento que ya han atendido unas trescientas personas en Sabadell.

Varias unidades de Mossos d’Esquadra protegen con un cordón policial los registros en el centro de la capital vallesana, en la que se han producido cuatro de las detenciones y donde se habría encontrado el material destinado a la producción de explosivos. Una colaboración de la policía autonómica en la operación dirigida por la Guardia Civil que ha llevado ya a las primeras críticas contra la supuesta connivencia del Govern.

«La maquinaria de las fuerzas represoras del Reino de España nos pone en el punto de mira. Por mucho que hagan registros indiscriminados y detenciones arbitrarias, no detendrán a un pueblo convencido y combativo», han advertido los CDR desde su cuenta oficial en Twitter.

La CUP señala a los medios

Por su parte, la dirigente de la CUP Eulalia Reguant ha asegurado en declaraciones desde Sabadell que se trata de «detenciones políticas», ha exigido «la libertad inmediata» de los detenidos «y, sobre todo, que no vayan a Madrid, porque ya sabemos lo que pasa en la Audiencia Nacional».

Reguant ha criticado además a los medios de comunicación a los acusado de «señalar» a los CDR como «enemigo interno, y una vez se ha creado el enemigo interno aparece la Audiencia Nacional generando esta voluntad de miedo». Para la dirigente anticapitalista, el único objetivo de la operación policial de hoy es «generar miedo» entre el movimiento independentista y evitar las movilizaciones del 1-O y la sentencia del procés.

«Son detenciones políticas con clara intención de generar miedo y evitar la autoorganización de la gente» ha asegurado Reguant, que ha apuntado que «la mejor respuesta es seguir preparándonos y movilizarnos para que ellos no ganen».

El portavoz de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, ha lamentado «vivir en un país en el que se detiene a gente de madrugada para buscar pruebas en su contra. Lo comento porque en democracia es justo al revés». Y ha insistido en twitter en que «la única pregunta que cabe hacerse es quien será el siguiente. Ya avisamos. El ‘A por ellos’ era un ‘A por todos'».

El más madrugador, sin embargo, ha sido el ex líder de la CUP David Fernández, quien ha acusado a la Guardia Civil de realizar las detenciones sin pruebas suficientes, remitiéndose al propio comunicado del cuerpo. «En jerga policial, traducción, » que no hemos encontrado nada» apunta recordando el «comando Dixan».

Por su parte, el líder de los comunes en el Congreso, Jaume Asens, ha criticado que se asocie al independentismo con terrorismo, tras hacerse público que los detenidos hoy podrían ser investigados por los delitos de terrorismo y rebelión.

Operación policial

Fuentes de la Guardia Civil han explicado a Efe que la operación policial se ha iniciado sobre las 5.00 horas de este lunes y que se está llevando a cabo en diversas localidades, entre ellas Sabadell, donde se han practicado varias detenciones.

La operación se desarrolla por orden del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional dirigido por el juez Manuel García-Castellón.

Los investigadores sospechan que los detenidos planeaban acciones violentas y, de hecho, se les ha incautado material explosivo casero, han subrayado las fuentes consultadas.