La Guardia Civil ha lanzado este lunes un operativo por orden de la Audiencia Nacional contra independentistas radicales catalanes que planeaban acciones violentas, según han informado fuentes policiales. La operación ha supuesto hasta el momento la detención de nueve personas y diez registros a domicilios y una sede del movimiento anarquista y llega a escasos días de que el Tribunal Supremo haga pública la sentencia sobre el juicio a los líderes del proceso independentista.

Según fuentes de la investigación consultadas por La Sexta, los detenidos pretendían atentar contra instituciones del Estado en Barcelona con motivo del segundo aniversario del 1-O y estaban fabricando Goma 2. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha emitido un comunicado en el que dice tener la «certeza» de que el grupo preparaba ataques en estas fechas.

Los agentes que han efectuado los registros se han incautado de diversos materiales utilizados para provocar deflagraciones, como ácido sulfúrico, parafina, gasolina y decapante. Además, los detenidos manejaban una mezcla de aluminio y óxido metálico conocida como termita y utilizada como precursor de explosivos, tal y como ha informado El Confidencial.

Durante los registros la Guardia Civil habría encontrado «abundante material y sustancias, consideradas precursores para la confección de explosivos, susceptibles de ser empleadas en la fabricación de artefactos», ha advertido el propio cuerpo.

Los agentes se han incautado además de abundante documentación y material informático, con el que la Guardia Civil espera evidenciar el grado de preparación de acciones violentas.

Según informan distintos medios, durante la investigación se han recopilado también escuchas en las que los investigados hablan sobre estas sustancias y su utilización. Entre la documentación intervenida se encontrarían además fórmulas y porcentajes de mezcla para la elaboración de materiales explosivos.

El operativo de los Servicios de Información de la Guardia Civil, está ordenado por el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional y se salda a las 7.30 horas con nueve detenidos relacionados con los CDR entre las ciudades de Sabadell, Cerdanyola y Mollet, en el segundo cinturón metropolitano de Barcelona.

La operación, que se ha iniciado a las 5.00 de la mañana, sigue abierta y centrada en las comarcas del Vallès Oriental y Occidental de Barcelona donde se están produciendo una decena de registros domiciliarios. El ultimo de los registros se ha producido en una masía de Sant Pere de Torelló, (Barcelona).

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha confirmado el operativo en declaraciones a RNE, en las que ha apuntado a la «posible comisión de delitos de carácter violento» y ha advertido que pueden producirse «más registros».

Secreto de sumario

La operación, ordenada por el juzgado de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional que preside el magistrado Manuel García-Castellón, responde a una investigación que habría comenzado hace un año y está sujeta a secreto de sumario.

Este operativo coincide con el anuncio de Mossos d’Esquadra, que el pasado viernes reconocieron que se preparan para un «otoño caliente» con nuevo material antidisturbios, entre el que destaca el gas pimienta o nuevas vallas.

Según Radio Sabadell, la operación en la capital del Vallès estaría centrada en un casal anarquista, lo que ha obligado a cortar las calles del centro de la ciudad.