Política CASO NELSON

Pineda pide aplazar el juicio de Ausbanc por la operación de corazón de su abogado

El letrado Miguel Durán fue operado de forma "urgente" de una grave lesión cardíaca a finales de septiembre y estará de baja dos meses / La vista oral, en la que el líder de Ausbanc se enfrenta a una petición de pena de 119 años, arranca el 21 de octubre

El letrado Miguel Durán Campos (derecha) junto a su sobrino Miguel Durán Muñoz (también de Durán&Durán Abogados).

El fundador de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, ha pedido el aplazamiento del juicio después de que su abogado (Miguel Durán) haya tenido que someterse a una «urgentísima» intervención quirúrgica para que le corrijan una grave patología cardíaca y se encontrará convaleciente en las fechas fijadas para que se celebre la vista oral.

En un escrito fechado el pasado 30 de septiembre, al que ha tenido acceso El Independiente, el despacho Durán&Durán Abogados solicita a la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional la suspensión ya que al letrado que dirige desde el pasado mes de febrero la defensa de Pineda «le es humanamente imposible estar en los estrados» el próximo 21 de octubre. Ese día estaba previsto que arrancara el juicio, que estaba previsto que se desarrollara en 14 sesiones hasta el 21 de noviembre.

La petición se formalizaba cuatro días después de la operación a corazón abierto de by pass a la que, con «carácter urgente», fue sometido Miguel Durán en el Hospital de Bellvitge (Barcelona) como consecuencia de una «enfermedad coronaria severa». Ex fumador, la patología le fue detectada tras ingresar en Cardiología nueve días antes tras presentar «angor de esfuerzo progresivo» debido a una «calcificación severa del árbol coronario».

«La situación actual del letrado, tras el doble pontaje con arteria mamaria interna izquierda y derecha a descendente anterior y arteria circunfleja ejecutada por el doctor A. Miralles, es que se halla en la UCI a la espera de alta en los próximos 10/15 días, previéndose alrededor de 45-60 días más de baja laboral dada la cirugía cardíaca realizada y estado, en todo caso, a la espera de evolución post quirúrgica», detalla el escrito. Durán ha abandonado ya la Unidad de Cuidados Intensivos y se encuentra en planta, según ha podido confirmar este diario.

El bufete hace ver a la Sala que la situación física en la que se encuentra el abogado lo «imposibilita absolutamente» para afrontar el inminnente juicio, en el que su representado se enfrenta a una petición de pena de la Fiscalía de 119 años de prisión como presunto autor de delitos de extorsión, estafa, blanqueo de capitales, organización criminal y contra la Hacienda Pública.

La Audiencia Nacional pide que los forenses determinen si Durán puede sufrir una recaída antes de decidir si accede al aplazamiento

Durán&Durán Abogados considera que es «imposible» que otro letrado pueda proporcionar «suficiente defensa» a Pineda, dada la complejidad de la causa y que necesitaría más de tres semanas para leer el extenso sumario y escuchar todas las grabaciones derivadas de los pinchazos telefónicos realizadas por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.

«La suspensión de las sesiones de juicio oral deviene necesaria y no es una petición caprichosa», justifica el bufete. «Y, en todo caso, el Sr. Pineda quiere que su defensa penal la ostente el Sr. Durán», añade. El letrado catalán logró que la Audiencia Nacional, bajo una fianza de 200.000 euros, pusiera en libertad provisional al presidente de Ausbanc tras tres años de prisión preventiva.

La Sala que tiene que enjuiciar los hechos -enmarcados en el caso Nelson– no ha decidido aún si accede a la petición de Pineda o la rechaza. Lo que sí ha hecho es pedirle un informe a la clínica forense para que determine «si es factible, aun cuando no deseable, que pueda producirse de futuro episodios de recaída por la dolencia médica del abogado del acusado».

Te puede interesar

Comentar ()